¿De quién es culpa la crisis relojera actual?

Cada vez que hablo con profesionales del panorama relojero español, se repiten una y otra vez la crisis que está viviendo. Suele atribuirse a las marcas chinas, la profusión de relojes inteligentes, a la venta por internet, los mercados paralelos o a que cada vez menos gente lleva reloj.

Escucho que se habla de facturaciones que descienden en un 30%, de modas que duran menos de 6 meses, o de un cambio de hábitos al cual todavía no nos hemos adaptado. Sin embargo, y aunque suene duro, mi opinión es otra, y seguro que a muchos profesionales del sector, o a los representantes de las marcas no les va a gustar. La crisis que afronta la relojería en España se debe principalmente a nosotros mismos, a todos los implicados que se dedican a ello de manera profesional.

Llevo años impulsando a las empresas de aquí, dándolas a conocer, evangelizando y defendiéndolas ante las extranjeras. En muchos casos son compañías que tienen un producto mucho mejor que el que nos venden desde afuera. Pero quizás fallan en la comunicación, en saber vender, o en la distribución.

Mi pasión relojera me ha llevado a conocer a un elenco de protagonistas de la relojería de nuestro país. Realmente tengo ubicadas más de cien firmas españolas que se dedican a la relojería. De todas ellas, casi una veintena se han ofrecido amablemente a colaborar conmigo, en forma de entrevistas, de información, o en forma de pruebas a fondo de sus relojes.

En cambio ¿qué ocurre con las otras ochenta? Nada, ni pío, han hecho oídos sordos sin dignarse a responder. Si verdaderamente así es como tratan a alguien que quiere darlos a conocer, no quiero ni imaginarme lo que harán con sus clientes o distribuidores…

Me llama notablemente la atención que con marcas extranjeras como Tissot, Swatch, Suunto o Casio, las puertas suelen estar abiertas para cualquier tipo de colaboración. En cambio, con las de aquí, todo son trabas. Para más inri, percibo que las tiendas parece que sienten y viven más el producto que la propia marca. Tiendas españolas, alemanas, inglesas o incluso rusas se prestan a que podamos hablar de los relojes que venden de manera orgullosa y sin nada que temer. Una actitud admirable, y que reconozcámoslo, les requiere a esos comercios un esfuerzo económico y de gestión nada despreciable.



Lamentablemente con las empresas de aquí es distinto. Ciertamente tienen mucho más personal y perfectamente podrían coordinar este tipo de actividades. También tienen un mejor sustrato económico del que sus números no se van a resentir si ceden un reloj. Pero no lo hacen. Es como si no les interesase que nadie probase sus relojes, como si les diera miedo quedar mal. Entonces me doy cuenta que, si esas marcas no creen en su producto, no se lanzan abiertamente a darlo a conocer, menos aún creerán en ellos sus clientes, no importa que sean éstos consumidores, comerciantes o distribuidores.

Es un problema que va más allá de la relojería, y que en mayor o menor medida afecta a cualquier tipo de industria en nuestro país. Desde la textil, hasta la joyería.

Pero, ¿sabéis que ocurre? Que las veces que he tenido en mis manos un reloj de marca española me he dado cuenta que no tienen nada que envidiar a los de afuera. Que en general aquí, en España, hacemos las cosas bien, mucho mejor de lo que pensamos. Que tenemos marcas, micromarcas y distribuidores con un potencial enorme y con ganas de ofrecer algo diferente. En pocas palabras, que el mercado está esperando.

La prueba es que tenemos claros ejemplos de éxito, Kronos o Duward que pese a toda la dificultad, siguen adelante, haciéndolo lo mejor que pueden, y dando lo mejor de ellos mismos.

40 comentarios en “¿De quién es culpa la crisis relojera actual?”

  1. Estoy de acuerdo contigo: teniendo en cuenta que, si creen en su producto, un análisis independiente no solo no les puede hacer daño sino que les puede reportar una buena publicidad al precio de una pieza cedida para el análisis, el único motivo es que no confían en su producto o, al menos eso es la imagen que queda.
    En cuanto a lo que citas de las marcas que no ponen pegas, disiento de Suunto cuyo servicio postventa deja mucho que desear.

  2. Enamoradodeingridsjoberg

    Estoy de acuerdo en que la crisis de ventas de algunas tiendas es problema de su falta de implicación, pero también es algo innegable que el reloj ya no es -en general- el valioso producto que era antes.

    Aunque, ciertamente, algunas tiendas parece que lo que quieren es no vender (y algunas marcas, incompresiblemente, también)

  3. Mi conclusión sorderita, es que el prestarse a que prueben su producto, un reloj en este caso, pero cualquier otro artículo, a efectos prácticos no tiene nada que ver con su coste o su valor. Me he encontrado compañías que gustosamente me han prestado y hasta regalado productos de cientos de euros de precio, y otros que han rechazado una pieza de solamente 10€.

  4. Yo lo siento mucho pero en mi no tienen un cliente, los analógicos no me gustan, solo tengo dos MQ-24 uno con la esfera blanca y otro en negra.
    Y en cuanto a los digitales estoy comprando modelos a 19 euros que en una relojería perfectamente pueden costar 50 euros.
    Me los traen a la puerta de mi casa y no tengo que estar rebuscando en tiendas.

  5. Un 30% de descenso en facturación…pero ¿en todos los segmentos de relojería?
    ¿Se pierde el mismo porcentaje en la gama alta, en la media o en los “Casios”?
    En todo el caso, veo dos los factores:
    Se aprendió a fabricar, luego a distribuir o vender, ahora a las marcas le llega un nuevo reto, que no es novedad; adaptarse, y eso requiere algo de tino y los conceptos tabús en la industria española: inversión y estudio. Vamos que si eres un industrial relojero y te ha salido un “Borja Thyssen”(y lo tienes enchufado), pues haberte preocupado más, porque tal vez no puedas encomendarle esta tarea y tienes que recurrir alguien con formación.! Ay¡, ahora recuerdas aquella idea loca que te propusieron en la universidad de crear una beca con tu marca, para tener un remantente de tecnología y gente formada que pudiera incorporarse a tu plantilla en caso de necesidad…se siente, sigue pagando los caprichos al nene, y sigue sin ser consecuente y echa la culpa al gobierno, o al vecino del 7º.
    El segundo factor más mundano, extrayendo de mi entorno. Mi hermana y mi mujer. Ambas han cambiado de trabajo en cosa de dos años, de repente, se dieron cuenta que necesitaban un reloj. ¿Qué hicieron? Ponerle pila a sus antiguos relojes, mi mujer a un viejo Swatch, que se compró hace la tira de años, de cuando volvía de EEUU con la maleta llena de dólares. Mi hermana, a un Herca, de cuando el instituto. Por qué no se les ocurrió comprarse uno nuevo, más a la moda. Mi mujer dejó un trabajo donde ganaba pasta gansa, para echar raíces, adaptarse a fichar y por contra, ganar menos, a cambio de estabilidad. Hasta que se convirtió en un daño colateral del patibulario ex presidente de la COE, el convicto Diaz Ferran, (¡Qué ejemplo de empresariado!). Hace algún tiempo accedió, tras un largo parón, a un buen puesto de trabajo, pero con su economía mermada, y con un sueldo que no le dá para grandes alegrías.
    Mi hermana ha renunciado a un puesto fijo, con jornada completa, a media jornada y temporal para poder disfrutar de sus hijos los fines de semana. Cómo para andar gastándose euros ahora en un reloj.
    Resumiendo, puede ser que el nivel adquisitivo del español medio se ha marchitado, junto al buen gusto, con el cambio de modas o por la vida disipada del vecino del 7º.
    Los interesado saben qué hay solución, pero cuesta afrontarlo.

  6. Se dan una serie de circunstancias ,que todas ellas juntas son las que propician el título del post.
    Por un lado,que digan lo que digan los brotes verdes están en los jardines de quien lo dicen.
    Por otro,es la tendencia mayoritaria y seguir los paradigmas y tendencias actuales.
    Cada vez cala mas hondo,consultar la hora en un móvil a la última o bien un super reloj ultimísimo modelo smartwacht,tipo pulsera ultrafino.A quien le guste,me parece bien.
    A mi no me gusta y prefiero «cacharros viejos» a eso.Quizá es porque nunca me han gustado ni he seguido ni sigo modas.
    Cada cual que lleve lo que considere oportuno.Ni lo mio es mejor opción ni la del otro tampoco.
    Yo también prefiero digitales como PepeCasio,me resultan más cómodos y atractivos y útiles,pero si algún dia veo un analógico como el que muestra Guti,muy wapo,pues quizá.
    Prefiero un viejo Dw2xx a una pulsera-reloj a la moda.Simplemente estoy más cómodo y no me preocupa el seguir la corriente.
    Ahora hay más donde elejir y un abanico de opciones mas grande donde la gente escoge lo que más le gusta y unido a pocas ganas de vender y ofertar y expandir su producto de algunos,pues conlleva eso.

  7. Estoy alucinando de cómo está evolucionando esta discusión. Sergio, Pedro L y Pepe Casio, os felicito.

    Hay mucho que decir al respecto. Primero que los gustos de la gente cambian, y aunque un reloj sigue siendo una necesidad hoy en día, todos tenemos alguno. Tal vez ahora se prefiera invertir ese dinero en un teléfono, o en pasar más tiempo con nuestra familia.

    No es como hace décadas en las que un buen reloj costaba mucho dinero. Hoy en día tenemos cosas como el F-91W que por 10€, nos servirá durante unos años de manera fiable, precisa y siendo bastante completos. Salvo por otros factores, no tiene razón de ser un reloj de 1.000€.

  8. Javier yo ya pasé la fiebre de los SmartPhone y los SmartWatch.
    Los analógicos no me gustan me aburren y creo que es porque me crié en el boom de los digitales Thermidor,Sanyo, Seiko, Citizen,Casio y muchas más marcas, de todas estas marcas los relojes que entraban más por los ojos de bonitos que eran sin duda para mi fue Casio.
    Han pasado 40 años y todas han abandonado los digitales menos Casio que fue precisamente la marca por la que aposté hace tantos años.
    En cuanto a los comercios antes siempre los compraba en un bazar relojería de Cartagena que todavía sobrevive porque no es caro pero en internet están más baratos y ponen buenas ofertas y los traen a casa.

  9. El reloj, pese a ser básicamente una herramienta, se ha convertido para algunos en objeto de lujo/moda. Hay una multitud de objetos que andan a caballo entre lo práctico y el lujo.

    Si en su día los relojes de pulsera se impusieron a los de bolsillo fue por que es mucho más cómodo mirar la muñeca que sacar el reloj de un bolsillo. Eso mismo nos lleva a que los usuarios de reloj de hoy en día son aquellos que necesitan/quieren saber la hora sin tener que rebuscar el móvil (si, hoy en día es más fácil encontrar alguien que no tenga reloj a que no tenga móvil).

    Los smartwatch prometían llevar de vuelta el concepto práctico de llevar lo más necesitado a un lugar accesible y cómodo… pero hoy en día no consiguen ser más que objetos engorrosos con su mantenimiento, por lo que quedan relegados al lujo/moda.

    Y claro, estamos en dónde estamos y cuando estamos. Esto es, es más fácil ver lógico pagar centenares de euros en un móvil que en un reloj y nos toca «mirar la pela» por que los brotes verdes están sólo en la ensalada.

    Así que la gran masa de potenciales clientes de relojes irán sin duda a relojes que cumplan:
    – Ser baratos o de precio contenido.
    – Sin apenas mantenimiento
    – Que dure cuanto más mejor

    Por supuesto que la gente normal también tiene gustos que quiere darse, pero normalmente esperarán a fechas especiales para darse un capricho. Y no siempre será un reloj.

    Los relojes de lujo o moda son para un público más reducido, más exclusivo. Y digo exclusivo no sólo por aquellos pocos con solvencia económica, sino también por ese exclusivo circulo de coleccionistas.

    Luego también tenemos marca vs tienda. Hay muchas marcas que le importa un comino los distribuidores finales, saben que pueden vender x al año y les vale. Y las tiendas también hacen sus cálculos, pero normalmente como la tienda no es la marca pues tampoco muestra un especial interés en artículos que sabe que no son para el público general y del que no depende llegar a fin de mes.

    Y finalmente tenemos al empresario Español, que por norma suele ser un burrico sin atisbo de autocrítica que piensa que puede decirle a la gente en qué se va a gastar su dinero.

    Así que si, las cosas van mal, pero el comercio «tradicional» tiene que luchar contra el «me lo llevan a casa al mismo o mejor precio» y hay que tener en cuenta que nunca es culpa del cliente por no comprarte, un concepto que los burricos nacionales no terminan de comprender.

  10. Yo también sigo siendo fiel a los digitales Pepe Casio. Los motivos, muy similares a los tuyos. Me crié con ese tipo de relojes, eran el futuro, completos, y relativamente baratos. Con el tiempo descubrí los mecánicos, y tienen también mucho encanto. Los que no tolero, son los analógicos de cuarzo, porque me parece que no son ni una cosa ni otra.

    Lo del bazar que comentas, me trae muchos recuerdos. Antaño estaban llenos de gente. Vendían lo último de lo último: Relojes, calculadoras, Walkman, … Y lo que era más importante, los dependientes parecían saber de todo. Hoy en día, y en parte lo entiendo, los detalles que conoce un vendedor, no son ni siquiera los que da la marca en su web. Apenas aportan valor añadido, así que si comprar por internet es más barato, y además más cómodo, la cosa está clara.

    Creo que es el pez que se muerde la cola. Esas tiendas, los bazares, venden menos que antaño. No pueden permitirse pagar empleados apasionados, y sin ellos, no aportan nada a los clientes. Que cada vez frecuentan menos esas tiendas…

  11. Gran conclusión Fernando. Nunca es culpa de el cliente. Es una mera excusa de los burricos, una tapadera para esconder el bulto e ignorar que ellos son los verdaderos culpables. Haya brotes verdes o no, que algunos hay, pero son mucho más frondosos en los jardines de los que mandan, un entorno tan cambiante es difícil, pero también abre oportunidades.

    Pequeñas empresas que con esfuerzo, y perseverancia, logran ofrecer algo distinto que no tienen los demás. Ni los chinos baratos, ni las marcas establecidas. Esa gente que sabe detectar esas necesidades son los que merecen todo mi respeto. No importa si se dedican a los relojes, a los periódicos, o a los parasoles para coche.

  12. Se habla de los relojes chinos como uno de los presuntos culpables de la crisis relojera.

    Tiro mucho de relojes chinos, y hay de todo: desde bazofias a relojes buenos, pasando por relojes dignos. Ciertamente, a mayor calidad del reloj chino, menor diferencia de precio con otros procedentes de otras latitudes. Un reloj chino de calidad ya no es tan barato.

    Lo que ocurre con el reloj chino es que ha puesto en evidencia a no pocos fabricantes de relojes de otras procedencias, que estaban vendiendo basurilla a precios inflados. Dado que la mentira tiene patas cortas, antes o después el personal se acaba dando cuenta.

    En mi opinión, marcas Festina o Lotus podrán salir de la crisis: sus precios son razonables para la calidades que ofrecen.

    En cambio, marcas como Marea tendrán mucho más difícil sobrevivir al tsunami chino. Es más, yo diría que venden relojes calidad muy, pero que muy justita hechos en China a los que les han hechos tres cosas: (a) Remarcarlos, (b) Inflarles el precio y (c) Darles un poco de publicidad. Así, no es de extrañar que muchos clientes se vayan a AliExpress: por la mitad, incluso menos, compran lo mismo.

  13. Aparte también conviene destacar algo muy importante:
    Cuando hablamos de ciertas «calidades»,en los relojes chinos,habrá mucha gente que se le pase por alto lo mas esencial:el modulo.
    Los que no sepan de distinciones compraran un Skimei,Sanda,ect…con el aspecto de un Mudman G-9300 o un Rangeman creyendo que se llevan lo mismo practicamente,por el aspecto exterior,pero con un modulo que da las prestaciones de un f-91w,pero con un desfase mucho mayor.
    Es verdad que habrá gente que le baste con eso,pero quien necesite un doble uso horario,o un timer o crono de 24H,por lo que sea,no puede dirigirse a un reloj chino.
    Yo ante un reloj chino,me quedo con un f-91w de calle,sabiendo que por el mismo precio llevo un modulo mas preciso,una parte de historia y buen hacer en la muñeca.

  14. Y en cuanto al tema de vendedores y empresarios estoy de acuerdo con Guti.
    Hay una gran dejadez por parte de empresas que si pueden permitirse formar a los trabajadores,pero pasan de invertir en formar al personal ya que muchos al terminar contrato a la calle y entra otro.
    Y así poco a poco va menguando la calidad y excelencia que antaño se veía en algunos sitios.Ahora lo que prima es el despachar rápido y el auto-servicio.
    No me refiero en tema de relojes,sino en general.Sitios a los que vas y al pedir ayuda para informarte o elegir un producto acorde a tus necesidades,te miran y atienden con desgana.Afortunadamente no en todos sitios es así,pero si en muchos.
    Lo que falta es intención y buenas maneras.
    Hay empresas que no podrán ,pero he conocido y trabajé en una que todo el mundo conoce y era lo que estoy contando y eso antes de la»crisis»,llamemosle así.
    Saludos!

  15. Bajo mi punto de vista, tenemos la tormenta perfecta:
    1. Un cambio en el modelo de consumo a nivel general: El comercio On Line. No cabe duda de que ha llegado para quedarse y, en España, aun estamos comenzando si nos comparamos con otros mercados como UK, USA, Alemania… El relojero se queja constantemente del comercio On Line, pero pocos se dan cuenta de que ellos también pueden vender On Line.
    2. Un artículo que ha dejado de percibirse con un símbolo de status, y menos aun como una necesidad. Ya nadie necesita un reloj para saber la hora y el llevar un reloj de X o Y marca no te significa de ninguna manera. Esa necesidad ha sido sustituida en gran medida por el móvil. Como decían en otro comentario, nuestra renta disponible es menor que hace unos años y ahora resulta que mi producto, las correas de reloj, no solo compiten con correas de otras marcas, es que compiten con una carcasa nueva para el móvil porque tal vez ese cliente, ese mes, va a decidir si se gasta 10 o 12€ en una correa para el reloj o en una carcasa para el movil.
    3. Un gremio que no ha sabido transformarse. Yo lo vivo cada día su resistencia al cambio. Muchos es como si tuvieran en la frente un reloj digital con una cuenta atrás con los días que les queda para jubilarse. Les presentas un modelo nuevo y te responden cosas como «ya se que lo tienes, si me lo piden te lo pido». Ojo que en mi producto estamos hablando de inversiones ridículas de unos pocos €. Si les hablo de correas para el Apple Watch me echan de la tienda porque me dicen «eso no es un reloj». De acuerdo, no es un «reloj» pero si le cambias la correa algo te llevas, sino no te llevarás ni un céntimo.
    4. Una penosa atención al cliente por parte de algunos relojeros. Veo relojeros que les parece que les molesta que el cliente entre en la tienda porque lo primero que hacen es cara de fastidio, veo relojeros que protestan porque les llevan a achicar un armys de un reloj comprado OnLine (cobran el servicio) o que directamente dicen que se lo achiquen donde lo compró, relojeros que se niegan a cambiar una pila a un Swatch porque en su día la marca opto por otro canal de distribución, etc. El problema de esto es que antes el cliente «maltratado» se iba a otra relojería, pero ahora, ese cliente al que no se le presta servicio, no busca otra relojería, piensa que todos los relojeros son iguales y hace sus compras On Line.
    Obviamente hay buenísimos profesionales tanto a nivel técnico como a nivel de atención al cliente. Pero cada día quedan menos.
    Y podéis creerme que en lo personal, es algo que lamento enormemente porque la relojería de barrio, la que está desapareciendo, es nuestro canal de ventas natural.

  16. Lo que ha pasado con la globalización y la venta por internet es algo curioso que cualquiera de a pie hubiera imaginado pero no los burri-empresarios: son combustible y fuego.

    Los burri-empresarios pensaban que con eso de la gobalización se les abría (a ellos) nuevos mercados… China era muy apetitoso: no tienen la calidad de nuestros productos ni de coña… es lo que debían pensar. Lo que no imaginaban es:
    1. Los chinos compran en China, por lo que deben de tener de todo de calidades igual de buenas que nosotros.
    2. La globalización va en ambos sentidos.
    3. Los chinos son capaces de fabricar a menores costes que nosotros (esto da para mega entrada).

    Internet es el medio ideal para llevar la globalización mas allá de cualquier límite. Pocos pensaron que internet era el vehículo ideal para las ventas globalizadas, fueron pocos en EEUU y aquí pues era inimaginable si apenas conocíamos qué era eso «del interné».

    Al final, los precios de calidad de los chinos han demostrado que muchos productos de aquí estaban inflados de precio, y los consumidores seremos muchas cosas, pero tontos no.

  17. Gran punto el segundo de goyo: Ninguno de nosotros necesita un reloj. De hecho, el no comprar relojes es hasta cierto punto, un síntoma de madurez. Para que gastar en algo que no preciso?
    Por otro lado, por mas que critiquemos a los Skmei y compañía, el hecho es que duran lo que necesita un oficinista común y corriente.
    Otro factor es la simple falta de dinero corriente para comprar cosas innecesarias.

  18. Agradezco enormemente tu testimonio profesional Goyo. Tenemos suerte de que haya gente como vosotros, que están abiertos al cambio porque creen que es una nueva forma de conseguir oportunidades. Cuando unos «se duermen», otros se mueven, y les roban el terreno.

    Me alegra pensar que toda esta desgada acabará haciendo descatar a los buenos relojeros. Aquellos que se preocupan de aconsejar a sus clientes, de darles un buen servicio, de ofrecerles lo que necesitan con entusiasmo y pasión. Porque esos relojeros, acabarán destacando, y consiguiendo más mercado.

    Aunque muchas veces justifiquemos las compras por el precio, no es generalmente así. La mayoría preferimos pagar 5€ porque nos cambien la pila, si esta es de buena calidad, si el relojero se asegura de hacer la estanqueidad al reloj, en fin, si hace el trabajo rápido y bien, que pagar 2€ por un chapucero.

  19. En efecto un relojista. Muchos han visto la globalización como una oportunidad para forrarse. Cojo un reloj chino, lo encargo con mi marca, y lo vendo al doble o al triple de precio. El problema que han ignorado es que entonces ellos no están aportando ningún valor, y cualquiera podría contratar ese reloj al chino, llevando incluso nuestro nombre.

    Sobre la calidad china, yo también lo he comprobado. También hacen cosas buenas, no son la mayoría, y todavía no saben hacerlo, pero en cuanto aprendan, tendremos relojes, o coches que serán igual de buenos que los líderes actuales, pero a mitad de precio o menos. Ya lo estamos viendo en los smartphones, así que el resto llegará.

  20. Yo no sé si la industria está en crisis o si la crisis es tan importante.

    En cuanto a mis gustos los ha descrito perfectamente Pepe Casio… y Fernando los ha diagnosticado aún mejor.

    También hay muchos relojes analógicos que me atraen, pero el precio se dispara y funcionalmente ni se acercan a lo que obtengo con mi marca favorita. Además, con el mismo gasto, en vez de un reloj tengo una colección de «Collection».

    En cuanto al cuarzo discrepo con Guti. Un reloj mecánico es más auténtico, lo entiendo, pero los de cuarzo son los únicos que me servirían para un uso habitual.

    Retomando el tema principal, yo si rompería una lanza en favor de las marcas españolas y creo que el grupo festina lleva años haciéndolo bien. La combinación de diseño, maquinaria japonesa y precios competitivos hace que cualquiera pueda encontrar un buen reloj a precio razonable.

    Creo que han acertado con su enfoque de reloj como complemento de moda y gamas escalonadas.

    No es mi forma de entender un reloj, pero veo que sí es la forma adecuada para las nuevas generaciones que están acostumbradas a cambiar de móvil cada 2 años.

    Cuando digo complemento de moda, no quiero decir que sólo duren una temporada, sino que es asequible cambiar de reloj/estilo sin que sea un drama para el bolsillo.

    Hace casi 20 años que regalamos a mis padres una pareja de lotus de cuarzo, siguen funcionando como el primer día y estéticamente están muy bien.

    Por cierto, echo de menos aquellos Lotus/Festina World Time «ana-digis» que eran calcados a los Citizen (¿Guti, puede ser que llevaran la misma maquinaria?). Un amigo mío tenía uno y era realmente bonito. Además, lo usó durante años y siempre lucía muy bien.

  21. Si vemos el «problema» como potenciales compradores de un reloj (no iniciado en foros y estas cosas de frikis nuestras) creo estaríamos apabullados. Tanto que hasta se nos irían las ganas de comprar un reloj.

    Hay tantas opciones, modelos, tipos, funciones… que lo mejor serái comprar un smartwatch y así sabemos que tendremos un «reloj» al que podremos instalarle todo lo que querramos aunque nunca lo hagamos. Y que nos dará «prestigio» y «modernidad» y sobre todo ESTAR A LA MODA.

    ¿Quién va a comprar un reloj «español»?… solo alguien iniciado en los foros y blogs como este… es decir nadie del público común y menos alguien que ya no tenga casios, citizen, seikos, etc.

    Si vemos el «Problema» como empresario de micromarca es probable que estemos arrepentidos de haber invertido dinero, tiempo y esfuerzo en este negocio en vez de producir salchichas o poner una pizería de barrio… Tan arrepentidos y dolidos que no nos queda optimisto ni para responder mail como el que les habrás enviado. Es más fácil tener éxito vendiendo pizas que relojes, así seamos capaces de fabricar uno precioso de alta calidad y bajo precio… a no ser que tengamos mucho dinero para invertir en publicidad, al como vemos en los banners de blogs de relojería puestos por google y demás.

    Este es un negocio en el que meterse si uno no espera «vivir» de él porque seguramente la caída será muy dolorosa o las expectativas jamás colmadas. Y luego como en todo perseverancia, seguir haciendo las cosas bien y en una de esas se tiene suerte con el boca a boca. O se llega a la conclusión que sería factible realmente arriesgar el dinero propio o endeudarse para pagar por publicidad en serio.

    Y si cumplimos este último punto… veremos que el margen de ganancias sería muy poco si se vende algo de calidad…. Y menos si es n producto innovador que el público deba «entender» para «valorarlo»

    ¿Recuerdan la publicidad hasta en la sopa de MVMT algo así era la marca? Ahora son otras marcas pero debe ser el mismo fabricante. Así se venden relojes teniendo cierta garantía de éxito… aunque no aportaran absolutamete nada y en páginas chinas se pudiera comprar el mismo reloj pero de otra marca a la décima parte del valor.

  22. “¿Quién va a comprar un reloj español?” Arcano_0, el grupo Festina-Lotus es el primer vendedor de relojes de España y Francia [1, 2].

    Yo tango varios relojes de las marcas Festina y Lotus en mi colección – algunos con décadas de uso a sus espaldas -, y puedo dar testimonio de su calidad. El público que (aún) compra relojes “premia” el buen hacer de esta empresa comprando los guardatiempos que fabrica.

    [1] https://cincodias.elpais.com/cincodias/2002/01/19/empresas/1011451189_850215.html

    [2] https://www.elmundo.es/economia/2016/07/30/578f9a7ee2704e360b8b468a.html

  23. Que razón tienes Arcano.
    Cierto es que a veces lo vemos desde el punto de vista nuestro,de los que nos van estos temas.El que no conoce compra a ciegas,motivado como dices sobretodo por la moda,sin conocimiento de otras cosas.
    Somos una minoría,y el fabricante responde a la ley de la oferta y la demanda,en función del mercado y la competencia.
    Cuantas veces lo hemos hablado?
    Si Casio reeditara un marlin,ya fuera de acero o resina,un Dw 260,Dw300,Dw-1000,ect..,modelos de una calidad soberbia,cuanta gente los compraría?
    Nosotros.
    El resto lo vería como un Casio barato mas.
    Imaginaros un H-101,por ejemplo o un Dw-1500,en una tienda al lado de un A-1xx,de resina pintada,vamos a ponerle una diferencia de precio del que nos gusta a nosotros(ya sabemos cual),de solo 20€.
    Y toda esta gente fashion,sin idea de calidad de caja,modulo,historia,ect…cual compraría?
    En un problema de tendencia y moda.
    Unido a que la idea de un reloj ya no es una herramienta util,teniendo en cuenta todo el abanico de opciones como el movil,o la modernidad de relojes GPS,como bien comenta Arcano.
    Solo somos unos pocos los que nos gustan de Verdad los relojes.
    El sentirse moderno e ir a la ultima en tecnología es la idea imperante,ya que de cada vez veo mas pulseras-reloj y este tipo de artilugios en la muñeca.

  24. Gracias Pedro L. Y me olvidaba de otro de los problemas que se podría tener: el éxito. Que tal vez sea el más grave… porque de tenerlo uno se entusiasmaría e invertiría en máquinas, p,ersonal y marketing porque los números vienen siendo maravillosos….

    Crocs se declaró en quiebra porque le pasó eso y la marca en sí pasó de moda y las grandes masas snob ya no la compraron … y sumale la competencia china.

    Había un nicho de los relojes de bronce… otro con superlumen… otro con relojes digitales hechos con tivek… hasta que los chinos los empezaron a fabricar también con sus bajos salarios, pocos impuestos y envíos a cargo del gobierno…. por lo cual barrieron a toda la competencia europea.

  25. hay otro tema también… las patentes y la protección comercial

    un reloj nacional puede ser muy bonito, estar bien hecho y demás, pero habría que ver cuántos puedes superar en calidad/precio por ejemplo a un san martin, la nueva marca china que está haciendo furor. Diría que es imposible, ya por una cuestión de impuestos y costos. No hay una legislación que proteja a la industria relojera nacional como si la hay con cosméticos, automóviles, fármacos, ropa deportiva, etc.

    Así que habria que crear un reloj con un modelo pantentable al menos en diseño y que las leyes actúen. ¿Pero cuánto cuesta una patente mundial? … Y ni habar de abogados para un juicio que como máximo podrían parar las copias en la aduana si entran volúmenes. Y al final de cuentas cuantos relojes podría vender una marca española en españa? 5000? Digo buenos relojes, no cazabobos baratijas. Es un negocio de máximo 500.000 dólares de ganancia si se le ganasen 100 dólares a cada reloj, lo cual es un disparate de ganancia

    Sea como fuere los números no calzan por ningún lado porque no pueden abaratarse costos, no se pueden subvencionar, no son productos de primera necesidad, no se pueden conseguir contratos con el Estado, etc.

    Si fuera fácil vender buenos relojes hoy día cualquier relojero medio pelo podría tener su propia marca sin mayor esfuerzo. Pero si ellos que son los que en verdad conocen su público no lo hacen por alguna razón es. A lo sumo tienen una pequeña marca con la que venden muy pocas unidades y como algo anexo a su profesión, cuyas ganancias en verdad están en mantenimiento de piezas caras sin sérvice oficial, o de propietarios que no quieren hacerse estafar por este.

  26. Relojista:

    Creo el artículo de Javier se refiere más a marcas nuevas o al menos esa impresión me dió, no a las consolidadas digamos. Una pregunta te hago…¿quiénes compran festina lotus en españa? Porque en los foros españoles de relojería no hay muchos fans de la marca. ¿Acaso no están algo pasados de moda con sus biseles muy cargados de diseño?. Yo estoy en Uruguay y acá llegan algunos festina pero lotus no recuerdo haber visto. Y como nunca fui a España pensé que nadie los usaba ya, a lo sumo algún retro ochentero. Acá se ven muy poco. Me gustaría tener alguno como también algún Camel Trophi, la estética me agrada.

  27. Algo que no se ha dicho es que parte de la culpa de la crisis relojera actual en marcas españolas y en analógicos la tienen Sara Carbonero y Casio.
    Hace dos navidades mi hijo le regaló a mi mujer el Casio B640WC-5AEF porque lo vio en la tele que lo llevaban muchas famosas y famosos de turno pero la que más la Carbonero.
    Mi hijo se compró el Casio A158WA, la dependienta de la relojería también lo llevaba puesto y le dijo a mi hijo que no daban a basto a venderlos que era una locura.
    Mi hija antes de navidades dándome el follón a cada momento de que quería un Casio de estos ( en mi casa saben que no son metálicos) al final le regalé el LA670WEA-7EF y ahora quiere un LA680WEA-7EF.
    Sus amigas: «ostia tía, ¿donde has comprado este Casio?, mi padre en Amazon a 24 euros.Pues resulta que las amigas se lo van a comprar también.
    Todo esto ha sido un pequeño resurgimiento de los digitales y de Casio, ¿una moda? si puede ser pero una moda que ya lleva algunos años y parece que lejos de acabarse la cosa continua.

  28. Ciertamente Arcano_0, la gente común no valora muchas cosas de los relojes que sólo comprendemos los aficionados. Simplemente quieren algo que les guste, que esté de moda, y que no sea muy caro. Evidentemente, eso da poco margen de beneficios. Solemos criticar que las marcas no hagan las cosas bien, pero desde ese punto de vista, es difícil, porque encarecería el coste, y entonces o bien perderían dinero, o serían tan caros que la gente normal no los compraría.

  29. Yo estoy de acuerdo en que calidad-precio, Festina-Lotus hace las cosas muy bien. Además tiene un poderío económico abrumador, dueño de grandes marcas relojeras, y creo que esa es su principal ventaja. Si vas a una relojería de barrio, encontrarás Festina-Lotus, pero es mucho más difícil que encuentres Seiko, o Citizen por poner un ejemplo. Por tanto, la gente compra Lotus.

    Como testigo me pongo yo mismo, hasta hace 10 o 15 años, no empecé a profundizar en la relojería, aunque a mi siempre me gustaron los relojes. Así que tuve varios Lotus, de los que aún conservo y funcionan dos de ellos. Me gustaba la marca, y me gustaba lo que hacían. En cambio, mi sueño siempre fue un automático, como los que me prestaban de niño. Llegué a ver en algún escaparate Seiko Kinetic, pero ningún mecánico. Pensé que se habrían extinguido, aunque no era el caso. Pensé que serían carísimos, pero tampoco (aunque algo más que un Lotus sí). Lo que ocurría es que en las relojerías por las que yo pasaba con 18 o 20 años, no tenían relojes así.

    Lo que quiero decir es que aunque Lotus/Festina hace las cosas bien, su ventaja es que tiene una distribución casi universal.

  30. El caso de Crocs, Arcano_0, es lo que suele decirse «muerte de éxito». Crecen tanto y tan rápido, que cuando la demanda disminuye, es muy difícil seguir adelante.

    Lo que explicas de tu hija, Pepe Casio, me recuerda mucho a mi propia infancia. En el colegio siempre había alguien que traía un reloj que no habías visto nunca. Quizás porque su padre o madre viajaron por trabajo a Europa, USA o Asia y lo trajeron. Ahora todo es más fácil con internet, pero claro, pocos padres tienen tu conocimiento como para escoger modelos. Tienes razón en que los plateados de Casio ya llevan 5 o 6 años viéndose. Demasiado tiempo para ser una moda. Puede que la gente se haya dado cuenta de que un digital es mucho más práctico que un analógico, y que realmente si llevan un analógico, no es porque ofrezca más, sino por estar mejor visto o por otros factores.

  31. Asi es PepeCasio.
    Son los llamados carbonero.
    Son un exito de ventas propiciado mayormente por que lo llevan famosos,entre ellos la Carbonero,y claro,hay gente que le gusta imitar a famosos y porque como he dicho otras veces hay gente que piensa que lkevan acero.Mi mujer así lo creía y diciendole yo que no,aún insistía que si.Hasta que le deje tener en la mano mi Dw-1000 y mi Dw-1400.Sino erre que erre.
    Como dije mas arriba,pones en un escaparate,un carbonero y un Dw1000 o un H101 o W 750,por ejemplo,pero estos ultimos digamos solo a 25 o 30€ mas solamente y cual comprarian?

  32. Del grupo Festina-Lotus tengo solo 2 relojes.
    Puedo afirmar que son de una gran calidad a un buen precio.Son buenas piezas a un precio aceptable.
    Y cierto,que no faltan en ningun escaparate.
    A mi los analogicos ya no me llaman.Estos los tengo porque antes me los ponía ocasionalmente en alguna ocasión meritoria,ya ni eso.Para vestir recurro al Dw-1400,jaja.
    Pero el grupo Festina-Lotus se ven para un público mas maduro.No imagino a ningun adolescente ni modernillos de ahora comprando Lotus o Festina analogicos.
    Ni por precio ni por concepto.
    Esto amen de otras cosas mencionadas ya mas arriba son tendencias.
    Estos Lotus-Festinas se ven como buenos relojes calidad-precio pero digamos mas «serios».Así es como el público no entrado en materia los ve.

  33. Pedro L …. Pensar que ahora los Lotus/Festina son considerados serios y cuando salieron había que ser guapo para ponérselos 🙂

    A uno le da curiosidad por saber qué será lo considerado «serio» en un par de décadas.

    Lindo debate se armó aunque en realidad en general las opiniones fueron complementarias.

    La conclusión que saco es que una marca de relojes debe saber explotar su nicho e ir acompañando a este si desea perpetuarse en el tiempo luego de imponerse aunque sea parcialmente

  34. #28 A la pregunta de quién compra en España relojes del grupo Festina – Lotus, respondo que no sé, que no tengo un perfil del comprador de esos relojes más allá de ‘el público en general’.

    Como ha señalado Guti, este grupo empresarial la distribución la tiene muy trabajada: en prácticamente cualquier joyería o relojería de España te encuentras con relojes de estas marcas. Si a ello le sumas precios razonables, calidad y un servicio técnico que responde, el gran público lo percibe como una apuesta segura y ‘tira’ hacia ahí.

    En cuanto a los foros dedicados a relojes, en mi opinión la gente que participa en éstos no se corresponde con el ‘gran público’ que acabo de mencionar. En estos foros hay mucho aficionado que no quiere llevar en su muñeca, o tener en su colección, el reloj que tiene todo el mundo; y así, por ese motivo mira con desdén a los relojes Festina – Lotus. Por fortuna, hay también en esos foros gente más razonable a la que, si bien, un Festina o un Lotus no le apasionan tampoco hablan mal de ellos.

    Yo intento apreciar un reloj por lo que es, y no por su marca. Y con esta actitud se aprende mucho.

  35. Pienso como tu un relojista, y me molesta que se critique tanto a Festina en foros especializados. Las cosas se deben valorar en su contexto. Evidentemente un Omega es mejor reloj, lamentablemente, no venden relojes de 100€, cosa que Lotus/Festina sí que hace. Creo que tenemos un concepto similar del aprendizaje y la experiencia, y eso es lo que nos hace saber apreciar las cosas, y a la vez, descubrir que es lo que nos gusta.

  36. Yo espero que uno de los próximos, sea algún Duward. Sé que son buenos, y tengo la espinita de la nostalgia clavada de uno que tuvo mi padre guardado muchos años de recuerdo (lo tuvo nuevo de joven y bueno, tuvo un desafortunado accidente y al pobre Duward completo de acero, setentero y de cuerda le pasó casi de todo: plexi rajado de arriba a abajo y alguna esquina estallada, con remojón incluido -el dial verdoso se quedó como medio despegado, aunque sin llegar a verse feo-).

    Pero tengo cada vez más clara la convicción de que me encanta y prefiero comprar viendo en tienda. Sé que la tendencia es otra, pero siempre me echó para atrás el comprar por Internet muchas cosas. Una cosa es la foto y otra es la impresión y sensaciones en mano. Y al final en muchos casos, tampoco te ahorras tanto, y como haya molestias… bufff. Aunque a malas, pues sería directamente a través de ellos, pero prefiero esperar a verlos por ahí.

    De momento el otro día, pasé por una relojería joyería de mi barrio, de las más veteranas, y me llamó la atención un pequeño Thermidor de acero inoxidable entero (quizás sea para mujer por las formas, pero yo lo vi y me lo probé y me gustó como quedaba, siendo de unos 25 mm. de ancho sin corona). Según su tapa trasera, es el 11374GT, con estanqueidad de 3 atmósferas de presión (o WR30). Se vino para casa.

    Luego indagué y supongo que es de alguna colección de años anteriores, incluso quizás de los últimos antes del cierre por concurso de acreedores. Pero me dio y da muy buena impresión, en construcción y todo el acero del reloj, como el de un CASIO Edifice EF-308 que ya tiene sus añitos, cristal mineral curvo como las líneas de la caja… y el relojero-joyero sabía lo que vendía, me dijo que tenía máquina Miyota, y me hizo una pequeña rebajilla simbólica el hombre mientras me decía tras cruzar unas palabras y ver que algo de relojes sabía «si supieras lo que costaba este reloj cuando salió… es cuarzo, de Miyota, pero en calidad general, nada que ver con muchos relojes que se venden a mismo precio o a menos actualmente».

    Para ser un chiquitín rectangular de 25-28 mm. de ancho, con brazalete que tiene toda la pinta de ser eslabones de acero inoxidable macizos (con cierre invisible y todo), pesa casi 100 gramos.

    Hace casi dos años vi un Radiant y me lo compré, muy clasicote de diseño, me recordó un poco a los relojes de bolsillo de ferrocarril o de estaciones… no conocía que Radiant fue otra marca, la caja será de latón o algo así, pero me pareció bonito en general hasta el emblema en su esfera y hebilla, y total por 35 euros una vez no se muere nadie. La maquinilla es una Epson-Seiko enana de cuarzo, y el ajuste de la corona y contacto de parada del segundero parece delicado, pero bueno… Aunque da un poco de pena que Radiant sí se haya vuelto algo más parecido a Marea y alguna más del estilo.

    Pero el Thermidor que compré el otro día y llevo ahora mismo, sea actual o algo anterior, la verdad es que me da una impresión estupenda. No es de asas estándar, pero bueno… el Edifice mencionado tampoco, que es de acero enterito pero la correa por líneas y diseño tiene cogida y asas un poco raras. Cosas de su diseño. Pero parece bien hecho, pasadores robustos… si la primera impresión perdura, reloj para rato. Buena calidad.

    Pero eso, pasas por muchas tiendas, locales… ¿y dónde los ves? En muy pocas. En las de algunos valientes, o en las que supongo que supieran al menos de donde vienen esas marcas cuando les llegara el viajante de cada una (algunas de las nacionales funciona, la misma Lotus-Festina por ejemplo, que tienen una red de comerciales y tiendas en contacto de conocerse, de ir en persona viajantes y conocerse ya de años, desde hace décadas impresionante dicen). Y sin embargo te ves por todos lados los carísimos Swatch que cada vez dan más pena verlos, o los típicos de marcas de moda o deportiva. Y los Marea, que están hasta en la joyería que apenas tiene ni relojes, y los tiene casi como únicos (sé de una joyería que sólo tiene algunos Marea expuestos junto con 4 ó 5 Select como guinda).

    Luego claro, encima lo que comentáis algunos, y que pasa en todos los ámbitos, que hay tiendas en las que parece que lo que quieren es no vender (pero cobrar, y caro encima, sí). En ocasiones lo más sangrante, siendo hasta el propio dueño o dueña quien está ahí atendiendo y al cargo. Que si encima coincide con que sabes más que quien vende, entonces como mínimo sales de ellas tras una «conversación» que es toda una «experiencia religiosa». Increíble.

Deja un comentario