A raiz del Mustang Shelby GT500, he procedido a revisar los modelos de coches americanos con características deportivas.

Los precios están obtenidos de las webs oficiales de USA de los fabricantes, teniendo en cuenta los precios MSRP (Manufacturer's Suggested Retail Price -Precio sugerido de venta al público-).

Para las conversiones de dólares a euros, se ha utilizado el valor de 1,4727 dólares por euro.

Saturn Ion Quad Coupe: L4 2.2. 145 CV. 13.890 $ (9.431 euros).
Pontiac G5 Coupe: L4 2.2. 138 CV. 15.835 $ (10.752 euros).
Ford Focus SES Coupe: L4 2.0. 140 CV. 16.075 $ (10.915 euros).
Saturn Astra XR: L4 1.8. 138 CV. 18.495 $ (12.558 euros).
Chevrolet Cobalt Coupe Sport: L4 2.4. 171 CV. 19.870 $ (13.492 euros)
Pontiac G5 GT: L4 2.4. 171 CV. 20.010 $ (13.587 euros).
Chrysler PT Cruister Limited: L4 2.4. 180 CV. 23.300 $ (15.821 euros).
Pontiac G6 Coupe: 3.5 V6. 219 CV. 23.450 $ (15.923 euros).
Ford Mustang Coupe GT Deluxe: V8 4.6. 300 CV. 25.840 $ (17.546 euros).
Pontiac G6 GXP Coupe: 3.5 V6. 252 CV. 27.095 $ . (18.398 euros).
Chevrolet Camaro: V8 6.0. 400 CV. ~35.000 $ (~23.765 euros).
Chrysler Crossfire: V6 3.2. 215 CV. 35.610 $ (24.810 euros).
Dodge Challenger SRT8: V8 6.1. 425 CV. 37.995 $ (25.799 euros).
Ford Mustang Shelby GT 500: V8 5.4. 500 CV. 41.930 $ (28.471 euros).
Chevrolet Corvette Coupe: V8 6.2. 430 CV. 47.700 $ (32.389 euros).
Ford Mustang Shelby Super Snake: V8 5.4. 600 CV. 67.000 $ (45.494 euros).
Chevrolet Corvette Z06: V8 7.0. 505 CV. 73.920 $ (50.193 euros).
Dodge Viper Coupe: V10 8.4. 600 CV. 85.895 $ (58.324 euros).

El listado anterior, incluye a propósito el Saturn Astra XR y el Ford Focus SES Coupe. El primero es equivalente al Opel Astra GTC Sport 1.8 16V, que sale a 19.250 euros (al cambio un 53% más caro en España que en EE.UU); y el segundo al Ford Focus Coupé Trend 2.0 que en España cuesta 18.686 euros (un 71% más caro).

La cosa es todavía peor, si quisiéramos disponer de por ejemplo un Mustang GT Premium nuevo importado a nuestro pais, habría que desembolsar al menos 40.000 euros. Es decir 21.500 euros más, duplicando así el precio del vehículo en orígen.

Para no deprimirme aún más, no entraré en las diferencias de poder adquisitivo entre los españoles y los yankies; ni en la diferencia de precio de la gasolina… ¡Y luego dicen que España va bien!

Puestos a soñar, y como ya dije en fase de prototipo antes de conocer su ajustado precio, si fuera estadounidense, no podría resistirme al Dodge Challenger con carocería retro, y 425 CV… Además, no podría evitar reirme de los españolitos, que pagando el mismo precio, ¡tendrían que conformarse a lo sumo con un Megane 2.0 Coupe Turbo de 224 CV! Ahora en serio, lo anterior iba en tono jocoso… ¡No lo tendría tan claro con el Ford Mustang GT500 a 28.471 euros!