Una de las cosas que creo que más frena el desarrollo del software de código abierto son la cantidad de forks y esfuerzos duplicados que hay.

Tenemos por ejemplo mplayer y mplayer2, ambos con sus puntos fuertes y sus puntos débiles, o sin ir más lejos SumatraPDF y mi SumatraPDFOpt. Por supuesto este desarrollo paralelo, es enriquecedor cuando ambas ramas acaban integrándose si es que lo hacen.

Desde otro punto de vista, tenemos entornos muy parecidos, y que se solapan en funcionalidad, pero implementados no como forks, sino desde cero. Obviamente esto proporciona un nuevo grado de libertad a desarrolladores y usuarios, pero al coste de redoblar esfuerzos, y por tanto frenar el avance conjunto.

Naturalmente en software comercial, ocurre otro tanto, y es lo que se denomina nichos de mercado, y donde al final, el capitalismo despiadado pone a cada uno en su lugar, y si no que se lo digan por ejemplo a Corel.

Por citar algunos podemos hablar de:

– KDE o Gnome
– Qt o GTK+
– LibreOffice u OpenOffice
– Miranda-IM o Pidgin
– Netbeans o Eclipse
– MariaDB o MySQL
– MPlayer o VideoLAN
– Chromium o Firefox
– Netbeans o Eclipse

Yo soy del primer grupo, pero no me importaría pasarme al segundo si con ello se doblase la comunidad que soporta cada uno de ellos.