Dicotomías open source

Una de las cosas que creo que más frena el desarrollo del software de código abierto son la cantidad de forks y esfuerzos duplicados que hay.

Tenemos por ejemplo mplayer y mplayer2, ambos con sus puntos fuertes y sus puntos débiles, o sin ir más lejos SumatraPDF y mi SumatraPDFOpt. Por supuesto este desarrollo paralelo, es enriquecedor cuando ambas ramas acaban integrándose si es que lo hacen.

Desde otro punto de vista, tenemos entornos muy parecidos, y que se solapan en funcionalidad, pero implementados no como forks, sino desde cero. Obviamente esto proporciona un nuevo grado de libertad a desarrolladores y usuarios, pero al coste de redoblar esfuerzos, y por tanto frenar el avance conjunto.

Naturalmente en software comercial, ocurre otro tanto, y es lo que se denomina nichos de mercado, y donde al final, el capitalismo despiadado pone a cada uno en su lugar, y si no que se lo digan por ejemplo a Corel.

Por citar algunos podemos hablar de:

– KDE o Gnome
– Qt o GTK+
– LibreOffice u OpenOffice
– Miranda-IM o Pidgin
– Netbeans o Eclipse
– MariaDB o MySQL
– MPlayer o VideoLAN
– Chromium o Firefox
– Netbeans o Eclipse

Yo soy del primer grupo, pero no me importaría pasarme al segundo si con ello se doblase la comunidad que soporta cada uno de ellos.

2 comentarios en “Dicotomías open source”

  1. Hay que tener en cuenta que en no pocas ocasiones el fork se ha realizado a modo de «rescate», ejemplos claros son LibreOffice (cuando se pensaba que Oracle iba a aniquilar el proyecto OpenOffice y ahora que el proyecto ha sido delegado a Apache la mayor parte de la comunidad de programadores, los más importantes al menos, está con LibreOffice).

    MariaDB es otro caso similar, si me apuras más curioso pues MySQL era propiedad de la compañia creada por Monty (el creador de MySQL), que vendió a SUN con la promesa de que las cosas, respecto de MySQL, no iban a cambiar… el tiempo demostró lo equivocado que estaba Monty y fue él mismo quien realizo el fork de su propia creación…

    Saludos

Deja un comentario