Ditto Clipboard Manager es un extensor de portapapeles de Windows, gratuito y de código abierto.

Se ofrece en versión portable, así como con un instalador, y ambas están disponibles tanto para Win32 como para Win64. La principal diferencia de Ditto comparado con otras aplicaciones similares, estriba en que Ditto, utiliza una base de datos SQLite para acceder, y almacenar permanentemente los contenidos del clipboard. Usar una base de datos ligera como es SQLite, tiene ciertas ventajas en cuanto a simplificar el código del programa, pero el inconveniente de una pérdida de rendimiento por fragmentación a medida que se eliminan y añaden nuevos contenidos. Sin duda un problema del que adolecen otras aplicaciones que siguen el mismo enfoque como FeedDemon, y que obliga a manualmente tener que desfragmentar la base de datos.

Si hace años, era un usuario regular de ClipX, llevo algunos días con Ditto, y la experiencia es satisfactoria. Quizás no sea tan compacto como ClipX, ni tan veloz como éste, pero a cambio ofrece más funcionalidades, y sobre todo funciona mejor con programas que utilizan las extensiones del portapapeles disponibles en Vista y 7.

Ditto permite una gestión más que completa de los elementos disponibles en el portapapeles, al mismo tiempo que resulta sencillo de utilizar, y soporta gran cantidad de formatos de entrada y salida. Así mismo, ofrece características avanzadas, que en algunos casos pueden resultar de utilidad, como la posibilidad de sincronizar los contenidos de los portapapeles de diferentes equipos vía internet, con encriptación.

Se ofrecen en castellano entre otros idiomas, y la captura de Ctrl-C y Ctrl-V no ha dado mayores problemas de estabilidad. Si que he notado que si se copian muchas imágenes de tamaño medio o grande, como pueden ser capturas de pantalla, el acceso a la información se enlentece, quizás debido a como Ditto codifica la información en la base de datos, o como SQLite la gestiona. No obstante, actualizando SQLite a la versión 3.7.9 traerá algunas mejoras en este sentido.

A nivel visual es aceptable, podría ser mejor, pero no es feo, y el soporte de temas que incluye, que permiten cambiar los colores, le da algo de vidilla. Personalmente hubiera preferido un enfoque más minimalista, sin base de datos, sin XML para temas y configuraciones, y sin MFC, que lo harían mucho más ligero y ágil.

Últimamente está activamente mantenido por su autor, lo que le traerá nuevas mejoras (como la falta de manifest x64, o que esté enlazado dinámicamente con los runtimes de Visual C++).

En la página de descargas de Sourceforge tenemos a nuestra disposición la última versión 3.18.24.0 para probarla sin compromiso alguno.