Driven (2001), no es solamente la típica película donde se explotan todos los posibles tópicos de las carreras de coches, sino que también cuenta con una pésima actuación, y un guión que no aporta nada.

A favor, unas buenas localizaciones, una banda sonora que acompaña correctamente, excelente fotografía y buenos efectos digitales.

La persecución entre dos monoplazas por las calles de Chicago es la mejor secuencia de la película.

Aunque está claramente basada en la CART, podemos ver también adaptaciones de otras modalidades del motor (circuito en Alemania, pilotos de fórmula 1 entre los créditos, …)

Entre el reparto de secundarios, brillan nombres como Jacques Villeneuve, Christian Fittipaldi, Oriol Servià, Juan Pablo Montoya, Jean Alesi, Michael Andretti, Cristiano Da Matta, … Aunque durante la visualización, solamente pude reconocer a Juancho.