Acabo de ver por la tele el nuevo anuncio de neumáticos Dunlop y me ha indignado bastante.

Para los que no lo hayais visto, os diré que un presentador, lanza la pregunta de lo que cuesta un neumático Dunlop.

Va diciendo precios de 39.000 euros para arriba, mientras se enfocan algunas ruedas de coche calzadas con esa marca.

Como si fuera ingenioso, el susodicho presentador categoriza diciendo que puede parecer caro, pero que incluye en el precio unos excelentes coches. Una forma erronea como otra cualquiera de intentar asociar coches caros con buenos.

El problema es que se refiere a estos coches, como de lujo. Entre ellos sale un Audi TT. Quien conduce lo sabe. Y sabe que no es lo mismo un coche de lujo que un deportivo. Por otro lado viendo la cantidad de coches de este modelo que se ven por las calles, dudo incluso que se pueda considerar de lujo.

Hoy en día los que queremos un coche deportivo estamos obligados a pagar un sobreprecio. Pero eso no tiene nada que ver con el lujo.

¿O es que un piso de 200.000 euros que es mucho más caro es también un lujo?