Si tuviera que escoger las dos mejores series de TV de todos los tiempos, en mi caso me quedaría con Battlestar Gallactica, y con Miami Vice. Aunque una de la otra están separadas por una infranqueable barrera de 20 años de tiempo, comparten un actor, que además, y salvando las distancias, interpreta un papel equivalente en ambas. El responsable de la unidad/nave, según el caso.

Coincide también la circunstancia, que a pesar de ejercer sendos papeles de máximo poder, no se le puede considerar el protagonista de ninguna de las dos.

En las dos series, Edward actuó como director de algunos capítulos, probablemente de los mejores en el caso de Galáctica, y de los peores en el caso de Corrupción en Miami.

A la izquierda le vemos como teniente Martin Castillo en su despacho cuando ejercía en Antivicio, durante 106 episodios de Corrupción en Miami de 1984 a 1990.

A la derecha, lo tenemos como Comandante/Almirante William Adama en el CIC cuando protegía la flota, durante 73 episodios de Galáctica Estrella de Combate de 2004 a 2009.