Hoy en el trabajo, he tenido que copiar unos archivos a otra máquina de la red.

Mi equipo corre bajo Windows XP Professional con NTFS, y la máquina de destino utiliza Windows 98 SE con FAT32.

El total peso total de los archivos eran 401 Mb en casi 22.000 archivos. Entro desde mi máquina en las propiedades de la carpeta compartida de la otra máquina, y se me reportan ¡21,3 Gb usados!

No lo puedo creer, así que físicamente en la máquina de destino, accedo a las propiedades de la carpeta: 401 Mb y 943 Mb usados. Esto si que encaja con lo que yo esperaba.

Desconozco lo que ha ocurrido, pero ha sido realmente sorprendente. De 943 Mb usados, se han reportado 21,3 Gb, o lo que es lo mismo, un 2300% más.