El fin de Ubuntu ShipIt

El servicio ShipIt de Ubuntu ha cerrado sus puertas. ShipIt se encargaba de enviar CD con las distribuciones de Linux amparadas por Ubuntu a los usuarios sin coste alguno.

La noticia me deja un sabor amargo. Por un lado, viene a confirmar que las expectativas de hace algunos años por popularizar los diferentes sabores de Linux en los equipos de escritorio, no ha tenido tanto éxito como se esperaba, por lo que el coste no se justificaba. Probablemente el causante de esto, siga siendo la constante, pero lenta evolución de Linux, al menos en lo que se refiere a características para usuarios domésticos.

Por otro lado, y dado que ShipIt fueron los que me hicieron retornar a Ubuntu Linux allá por la versión 7.04, y luego a Kubuntu con la 8.11, he perdido un conveniente sistema de actualización, y una colección de versiones históricas que aumentaba cada 6 meses.



3 comentarios en “El fin de Ubuntu ShipIt”

  1. Recuerdo más o menos la noticia: por aquel entonces, yo «trabajaba» en un foro de ADSL. Comenzaron a surgir rumores de una distribución de Linux con nombre raro (para variar) que te enviaba los CDs a casa, si se los pedías. Y yo pensé: «vaya una manera de dilapidar dinero; lo llevan claro si creen que la gente se va a ir tan fácilmente de sus Redhat, Mandrake, SuSE y Debian».

    Pues ahí está Ubuntu. Con sus defectos y sus virtudes, la distribución más popular. Una vez conseguido ese objetivo, no creo que el ShipIt tenga mucho más sentido: el suyo, a mi entender, era el lanzamiento inicial.

    Por otro lado, si queremos entrar en el viejo debate de Linux y el escritorio, yo tengo que poner sobre la mesa los tres problemas principales: drivers, juegos y software profesional.

  2. No se decirte si el objetivo real de Ubuntu era ser la distribución más popular mced, de ser ese, lo han conseguido claro. Sin embargo, algo me dice que eran más ambiciosos.

    En cuanto a los impedimentos del software de escritorio, estoy contigo, y creo incluso que para la mayoría de usuarios, ese es el orden de importancia: drivers, juegos y software profesional.

    Sobre drivers, la cosa va mejorando, no tanto por el soporte de los fabricantes, sino más bien por el esfuerzo de los desarrolladores (lamentablemente).

    En cuanto a juegos, creo que está estancado, y no ha mejorado en absoluto.

    Sobre aplicaciones profesionales, diría que incluso ha ido para atrás. Es verdad que ahora hay Nero, pero no es nada que no se pueda hacer sin él. Veremos en este sentido que es lo que ocurre con Adobe Creative Suite, que los rumores situan, al menos parcialmente, como disponible para Linux a medio plazo.

  3. Y aunque se me eche encima algún talib pingüinero, también diría que ha ido para atrás en estabilidad. Si incluso debians «testings» y «stables» me han dado dolores de cabeza con las X (los últimos, al actualizar de Lenny a Squeeze), no quiero ni imaginar lo que debe de ser una Ubuntu, que al fin y al cabo es una «unstable».

    Sin embargo, aún recuerdo que Win 2000 Pro era una roca.

Deja un comentario