El servicio ShipIt de Ubuntu ha cerrado sus puertas. ShipIt se encargaba de enviar CD con las distribuciones de Linux amparadas por Ubuntu a los usuarios sin coste alguno.

La noticia me deja un sabor amargo. Por un lado, viene a confirmar que las expectativas de hace algunos años por popularizar los diferentes sabores de Linux en los equipos de escritorio, no ha tenido tanto éxito como se esperaba, por lo que el coste no se justificaba. Probablemente el causante de esto, siga siendo la constante, pero lenta evolución de Linux, al menos en lo que se refiere a características para usuarios domésticos.

Por otro lado, y dado que ShipIt fueron los que me hicieron retornar a Ubuntu Linux allá por la versión 7.04, y luego a Kubuntu con la 8.11, he perdido un conveniente sistema de actualización, y una colección de versiones históricas que aumentaba cada 6 meses.