La película El Manual del Anarquista (2002) con el título original Anarchist Cookbook tiene buena reputación en los círculos de cine alternativo y buenas críticas en internet.

Al principio, engancha con facilidad, con buenas ideas, y un desarrollo bastante trabajado.

Rápidamente decae el ritmo, y va de más a menos, empezando a repasar casi todos los tópicos existentes sin aportar casi nada. Una verdadera lástima, ya que la idea general no está mal.

Esperaba un debate poniendo en duda los actuales valores, y contraponiéndolos con la crítica que la anarquía propone, pero se ve muy poco de esto en la película, y acaba desvirtuando el discurso anarquista original.

No es una mala película, pero tampoco cumple las expectativas que había creado: Carne de video club.