El placer de un reloj

Cuando hablaba sobre el placer de escribir, me di cuenta que podía hacerse una analogía rápida con los relojes.

Mucha gente ni siquiera lleva reloj, y los que lo llevan, suele ser más como complemento estético o moda, que porque disfruten de él. Me considero afortunado siendo capaz de gozar con la relojería, porque un reloj es algo que siempre va contigo, y que por tanto puedes aprovechar todos los días, en cualquier momento, y en cualquier lugar.

Basta un instante para contemplar como avanza el segundero. La yema de un dedo para acariciar las texturas pulidas y cepilladas del acero. La muñeca para sentir la calidez del titanio. Los oídos para escuchar el tic-tac mecánico, o la señal horaria de los digitales a las horas en punto. La muñeca para sentir como tu reloj te acompaña durante el día. Una mirada a las lineas estéticas de su exterior. Y si tienes más tiempo, quedarte embobado mirando como el tiempo transcurre, mientras tu contemplas la hora, o tu reloj.

Desde un humilde Casio F-91, hasta los más exquisitos miembros de la alta relojería suiza, todos son válidos para hacernos disfrutar. Sólo es cuestión de saber hacerlo.



4 comentarios en “El placer de un reloj”

  1. buenos días, he visto tu artículo acerca del tissot prc 200 chrono aut, y estaba casi decidido y me ha surgido la duda con certina ds podium aut chrono, los dos tienen precio oficial entorno a los 900(la diferencia entre uno y otro en el precio no es siginificativa) pero quisiera tu opinión. Creo que llevan misma maquinaria y son muy similares en todo..
    un saludo, muchas gracias

  2. Efectivamente marcos, ambos montan la misma maquinaria, la ETA C01.211 de la que hablé bastante aquí.

    Ambos relojes pertenecen a marcas del Grupo Swatch del mismo segmento, por lo que a nivel de materiales y calidades, son equivalentes, del mismo modo que los precios son muy parejos.

    El Certina quizás sea algo más elegante, y el Tissot más deportivo. Mi voto sería, y fue por el Tissot, resistente al agua 200M contra 100M y un diámetro de 43,5 mm contra 42 mm del Certina.

    También tengo un Certina, así que si te decides por él, no te defraudará.

    En todo caso, mira bien todos, pruébatelos, y decide. En esa misma linea, puedes ver Hamilton.

    Ya nos contarás que decidiste finalmente.

Deja un comentario