Como es sabido, cualquier instalación de un Service Pack, deja en
disco una copia de seguridad de los archivos reemplazados, para el caso que decidamos desinstalarlo.

En el caso de Vista SP1, esto no es una excepción.

Durante la instalación de Service Packs anteriores, solía haber la posibilidad de eliminar los archivos temporales y de backup tras la instalación, ello impedía desinstalar el mencionado SP, pero nos liberaba una cantidad de espacio en disco elevada.

Para el caso de Vista, y aunque no hay opción visible, solamente debemos ejecutar el comando vsp1cln.exe, una vez se haya instalado el SP. El programa nos solicitará confirmanción antes de continuar, y al finalizar su operación, habrá liberado entre 1 y 2 Gb de espacio.