Dentro de mi condición de defensor del Made in Spain, he hablado unas cuantas ocasiones de Ferry’s (Teixits Blanc-Color), pero también destacando su calidad. Tanto es así, que una vez publicado el artículo ¿Cómo envejece una camiseta Ferry’s?, tuve contacto con el Jefe de Calidad de Ferry’s.

Su intención era ponerme al día sobre los cambios que se han ido sucediendo entre los antiguos productos de Ferry’s (Géneros de punto Ferrys S.A.), y los nuevos de Ferry’s (Teixits Blanc-Color), sobre todo, en lo referente a su calidad y durabilidad. Me aclaraba, que la composición de algunos nuevos tintes, no es tan resistente a los lavados y a los roces como lo era antes. Esto ocurre con el colorante color caqui. En este sentido, no quiere decir que ahora sean peor que antiguamente, pues el caqui en concreto, era una tonalidad que no existía en los antiguos modelos. Me reconocía, que ellos habían detectado también que las etiquetas, no tenían la duración que a ellos les gustaría. Admiro esta política de transparencia que aplican, porque soy consciente que en temas de duración, la única prueba fiable es usar el producto durante largo tiempo, y ver como envejece cada uno de sus elementos. Ellos detectaron que el etiquetado, lo hacía antes de lo esperado, no lo ocultan, y están trabajando desde hace algún tiempo en solucionarlo, y al mismo tiempo en hacerlas más elegantes.

Por mi parte, aproveché la ocasión, para que pudiera aclararme más detalles acerca del proceso de manufactura, cosa que he decidido plasmar en este artículo, a modo de preguntas y respuestas, como hiciera en su día sobre J’hayber.

Composición e hilaturas
La composición es exactamente la misma que en los modelos de antes: 100% algodón. Antiguamente sí había hilaturas en España, pero desafortunadamente en la actualidad ya no queda ninguna, así que se han visto obligados a importarlo de países como Egipto, Italia o India, siendo ésto, lo único que adquieren fuera de España. Sin embargo, me comenta que la tecnología en estos países es altamente moderna y supera con creces la calidad que podía encontrarse en los empleados por el antiguo Ferry’s.

Además, hace años el algodón usado era cardado (más barato y de peor resultado). Ahora, utilizan algodón peinado y de fibra larga en todos los productos, que aún siendo más caro, ofrece unas prestaciones inigualables.

Tejido
Tejen el punto más apretado (más denso), que antes, lo que por supuestos redunda en una mejoría de la resistencia y consistencia.

Tinte
Las regulaciones medioambientales, obligan a que el proceso de tintado cumpla con exigentes requisitos en cuanto a seguridad, como por ejemplo disponer de una depuradora propia para el tratamiento de las aguas residuales.
El Ferry’s de antes usaba un tinte propio, mientras que ahora, lo externalizan a una empresa, también española, que se encarga de esta parte del proceso. Por supuesto, tienen en mente acabar haciéndolo internamente, aunque de momento no se lo pueden plantear. Por otro lado, el tipo de colorantes que usan son reactivos, que son más caros pero de mayor permanencia que los que son directos, más flojos y baratos.

Me indican también que los detergentes actuales, contienen una proporción más elevada de cloro que los de antes, y que por tanto, ataca al colorante de la prenda con mayor agresividad. Es decir, aunque la tolerancia al lavado sea la misma, o en algunos colores mejor que era antes, al ser los jabones más enérgicos, puede que la apariencia del tinte desaparezca antes. Por ello recomiendan usar detergentes específicos, como los especiales para ropa oscura, que contienen menos cloro.

Patrón
El patrón es también igual al que había anteriormente. La única diferencia es que emplean elastano en el cuello para evitar que se deforme con el paso del tiempo.

Packaging y etiquetas
La decisión de usar el tipo de etiquetas y embalaje que tienen ahora, fue una cuestión meramente económica. Cuando resurgieron, se encontraron con toda la feroz competencia asiática. Los clientes demandaban precio, precio y más precio. Ellos no querían abaratar ni en mano de obra, ni en calidad de la prenda ni en el stock para el servicio. Decidieron entonces emplear unas etiquetas y un empaquetado más asequible. Como os comentaba al principio, a día de hoy están ya mejorando la presentación en muchas líneas y continúan extendiendo esa práctica con el objetivo de darle más valor y prestancia a la marca.

Debo decir, que este interés verdaderamente proactivo por parte de los empleados de la marca, es un motivo más para decantarnos por su compra, más aún, si tenemos en cuenta que sus precios son verdaderamente razonables.