Empecé con la informática en 1983, y todo se lo debo al Spectrum de Sinclair.

El banco Hispano Americano, ahora BSCH tenía una promoción en la que regalaban un Sinclair Spectrum 16K por un depósito de 1 año. No hace falta decir que en aquella época ni mis padres, ni el propio comercial de la entidad tenían muy claro que era un ordenador y para que podía servir. De hecho nunca llegué a entender a quien podía interesar un ordenador, y porque no ofrecían los típicas cuberterías a cambio…

Los libros venían en inglés, yo tenía 8 años, y mi nivel era nulo. Mi padre empezó a meterse con el BASIC, y me iba explicando lo que él entendía del libro.

No pasó mucho tiempo hasta que empecé a superar a mi padre en conocimientos de programación. Ya se sabe que las nuevas generaciones tienen más facilidad para las tecnologías, y sobre todo más tiempo libre.

Si ya era difícil en aquella época, conseguir hardware y juegos, los programas lo eran todavía más, y ya, no digamos para un niño de 9 años.

En un viaje a Inglaterra de mi padre, me regaló Asteroids, que fue mi primer juego aparte de los que incluía el propio Spectrum. Luego en un viaje a Andorra compró un adaptador Kempston, y un joystick Quickshot II.

La situación había mejorado bastanta, y centros comerciales como El Corte Inglés empezaban a vender software y hardware, así que mi padre decidió ampliar el ordenador a 48K.

Al principio teníamos el Spectrum conectado a una televisión en blanco y negro, y luego en unos Reyes, mi madre compró una Elbe en color. Era nuestra segunda tele en casa, que al final se dedicó en exclusiva al ordenador.

A base de revistas como Microhobby, ZX Magazine, y alguna que otra inglesa, fui avanzando. Es decir, compiando programas BASIC, y modificándolos. También hubo muchos intentos de hacer algo desde cero, pero que recuerde, ninguno finalizó satisfactoriamente.

Aprendí un poco de código máquina (si, ese que se hace en papel), y toqué algo de Sinclair Logo.

Recuerdo que intenté conseguir de una tienda de informática para empresas que había en la Sagrada Familia (no recuerdo el nombre) el compilador de BASIC de Hisoft, pero si la memoria no me falla costaba más de 5.000 pesetas.

En 1990 me compran para Reyes un Amstrad PC 2086, algo de mi deseaba un Spectrum +3, pero tener un PC, era otro mundo.
Tenía 640K de memoria, y dos disqueteras, una de 3,5 pulgadas y otra de 5,25 pulgadas. Venía con un monitor de 12 pulgadas en VGA en color, y una impresora matricial de 9 agujas.

Pasé muchas horas con el GWBASIC, haciendo programas más o menos serios. Un día por casualidad descubrí Turbo Basic de Borland y me quedé maravillado, así que le dediqué todavía más tiempo al Turbo Basic.

Era una época en la que ya se hacía "informática" en el colegio, a saber: GWBASIC. Mi profesora me fotocopió un libro de Turbo Pascal, y me dio una copia de la versión 3.

En 1993 publicaron varios trucos de programación míos en la revista PC-Actual, y en uno de ellos me regalaron una copia de Turbo C++ 1.01. El compilador requería para funcionar un disco duro, y como yo no tenía, aparte de intentar entender sus manuales, no hice nada más.

En aquella época programaba en Turbo Pascal, no me entusiasmaba, pero permitía hacer cosas que Turbo basic no permitía.

Luego abandoné mi Turbo Basic, por PowerBasic.

Ya en la universidad, me vendieron un disco duro de segunda mano, y pude meterme con Turbo C.

Mi amigo Rog estaba empezando también con C, en su caso con Learn C de Microsoft. Nuestro nivel además de muy bajo, era muy parecido, pero cada uno sabía cosas diferentes. Lo bueno de Learn C, era el libro que incluía para aprender C, lo malo era el resto. Nos pusimos entre los dos con el libro del Learn C, y el compilador de Borland.

He de decir que C, no era tan bueno como esperábamos, al menos al principio, aunque rápidamente nos volvimos adictos a él, con pequeñas escapadas por Turbo Pascal y Quick Basic.

Luego hice un poco de dBase y Clipper, que nunca me llegaron a gustar, pese a que tenían alguna que otra cosa interesante.

Aprovechando que la universidad me dejaba mucho tiempo libre, me puse con ensamblador x86 (TASM y MASM), perfeccioné Turbo/Borland Pascal, Turbo C, …

En la empresa de mi padre me cedieron un IBM PS/2 Modelo 3 (80286 con 1 Mb de memoria).

Pasé por encima de algunos lenguajes raros, como FAST!, Sphinx, y probé los compiladores de C Microsoft (Quick C y Microsoft C).

El tiempo libre que tenía lo invertía programando, usualmente en C y ensamblador. ¿Os suena De Trans Software?

Busqué como un loco el compilador de Watcom para poder romper la barrera del modo real DOS, pero no hubo suerte, a pesar de llegar a tener en mis manos los discos de la versión 9.5.

En estos momentos ya era un loco de la informática, y disfruté también con varios cacharros que me regalaron, un Commodore Amiga 500, un Amstrad PCW 8256, un Toshiba 1200, un Amstrad CPC 6128, …

Luego empecé a trabajar, y eso me permitió familiarizarme con Visual Basic y Visual C++ en la programación Windows.

En 1999 compré un Pentium II 400 con 128 Mb de memoria, y me metí con C++ Builder, Delphi, Visual Basic, VBA y Visual C++.

Mi trabajo se enfocó hacia internet, y entonces pasé por Coldfusion, ASP (JScript y VBScript), Javascript, SQL Server, Oracle, Access, …

Un nuevo cambio de trabajo, me permitió sobrevolar el mundo Java cuando todavía estaba caliente (JDK 1.2): servlets y JSP.

Luego vino Flash y ActionScript, PHP. Y más bases de datos: MySQL, Interbase, mSQL, DB2, …

Cambié de ordenador en 2001 y cogí un Athlon 1400 con 512 Mb de memoria. Me seguí dedicando al mundo de internet, así que hice mis pinitos con .NET, Perl, Python, …

En 2004 cogí un Athlon XP 2400+ con 1 Gb de memoria, y poco ha cambiado desde entonces…