Hablando con Francisco Frivero, acerca de su Seiko 7S36C que le ha acreditado una exactitud de menos de 2 segundos por día, y que recientemente mi Tissot PRC 200 Auto Chrono acaba de ser ajustado con resultados sorprendentes, hoy vamos a hablar un poco sobre la precisión y la desviación de los relojes mecánicos.

Ya vimos que los relojes mecánicos son mucho más inexactos que sus correspondientes modelos de cuarzo, por razones obvias. La mecánica siempre será menos exacta y precisa que la electrónica.

La exactitud típica de un reloj mecánico, ya sea de carga automática o de cuerda manual, la definen muy bien los suizos de Audemars Piguet: Un reloj mecánico tiene una precisión del orden de 1 minuto por semana, 5 minutos por mes, 1 hora por año.

Contextualizando, hablamos de relojes de lujo, que en principio aceptan una variación de 8-9 segundos por día; es lo que se denomina variación media diaria, y que tiene en cuenta el desfase medio diario en la medición del tiempo.

Por supuesto, como todas las herramientas mecánicas, puede ser ajustado y afinado, un buen mantenimiento, garantizando la correcta lubrificación de todas las piezas, así como la regulación de su órgano interno, permitirá que sea tan exacto posible como el diseño de su maquinaria y la calidad de sus piezas permita.

Por mi experiencia, con unos procesos productivos tan automatizados, el posterior ajuste por un experto relojero es lo que más mejorará la precisión. Por supuesto, será complicado que un movimiento genérico chino tipo Dixmont Guangzhou llegue a superar a un Omega Co-Axial, pero es verdad que pueden obtenerse mejoras sustanciales. Es el caso del Tissot que mencionaba al principio, que pasó de +10/+19 segundos/día, a unos admirables -0,25 segundos/día; o más habitualmente el Certina que pasó de +18 segundos/día a +4 segundos/día.

Normalmente los relojes más caros, tienen mejores maquinarias (calibres), y un control más estricto de sus calidad final, lo que reduce las tolerancias, y garantiza una mayor precisión. Sin embargo, exactamente el mismo mecanismo, puede salir excelente, o más bien regular, dependiendo de esas leves variaciones en la manufactura, de cómo lo llevemos (posición), o de condicionantes externos como la temperatura.

Para ello los fabricantes especifican unos márgenes de precisión que sus relojes deben cumplir. Lógicamente estos márgenes son más cerrados cuanto mejor sea el movimiento, y se miden en diferentes condiciones. Esto permite que se considere que el reloj es defectuoso si no acredita esos estándares, y por tanto susceptible de ser cubierto por su garantía. Inclusive determinados modelos, son certificados en este sentido por entidades externas como COSC (Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres) o METAS (Institut Fédéral de Métrologie).

A continuación presento las especificaciones para los movimientos mecánicos más habituales:

Slava 24xx: -25/+60 segundos/día.
Vostok 24xx: -20/+60 segundos/día.
Orient PF/NR: -30/+40 segundos/día.
Poljot/Maktime: 31xx/316xx: -20/+40 segundos/día.
Miyota 82xx/8Nxx/6Txx: -20/+40 segundos/día (2 posiciones).
Seiko 7S2x/7S3x/4R3x: -25/+35 segundos/día.
Miyota 9xxx: -10/+30 segundos/día (4 posiciones)
Vostok Europe 24xx: -10/+30 segundos/día.
Seiko 6R1x/6R2x/6S2x/8R3x: -15/+25 segundos/día.
Orient FA/EX/FE/ER/EM: -15/+25 segundos por día.
ETA/Sellita Standard: +/- 12 segundos/día (2 posiciones).
Seiko 6S3x: -10/+15 segundos/día.
ETA/Sellita Elaboré/Special: +/- 7 segundos/día (3 posiciones).
Orient FC/EG: -5/+10 segundos/día.
COSC: -4/+6 segundos por día (5 posiciones).
ETA/Sellita Top/Premium: +/- 4 segundos/día (5 posiciones).
ETA/Sellita Chronometre/COSC: -4/+6 segundos por día (5 posiciones).
Grand Seiko: -3/+5 segundos/día (6 posiciones).
Grand Seiko Special: -2/+4 segundos/día (6 posiciones).
METAS: 0/+5 segundos/día (6 posiciones).

Cómo decía, cuanto más abajo estemos en el listado, mayor variabilidad presentamos, es decir, mejor exactitud diaria, que se ve reforzada por sus regularidad en varias posturas, e inclusive a diferentes temperaturas, o ante campos magnéticos.

Se aprecia que todos los fabricantes, tienden a curarse en salud. Es obvio, ya que estrechar el margen, implicaría rechazar muchos mecanismos que no podrían salir a la venta. Lo cual no impide que en casos excepcionales, y siempre dentro de los rangos especificados, movimientos humildes arrojen unos desempeños magníficos, y otros de mayor “calidad”, estén justo en el límite.