Estilo propio

Nunca he sido un fashion-victim, en realidad las modas siempre me la han traído bastante al pairo. Mi forma de vestir es totalmente opuesta a las tendencias de moda. De hecho desde que tengo uso de memoria siempre he vestido igual: pantalones vaqueros, camiseta o camisa, jersey o sudadera, y zapatillas deportivas o zapatos de sport. Me confunden las denominaciones, así que no sabría si englobarlo en casual, sport, o urbano.

Eso no quiere decir que no tenga estilo, mi estilo es sencillamente ese, con pocas variaciones a lo largo del tiempo, e incluso de las estaciones. Me encuentro cómodo así, y no necesito saber que voy a la moda para sentirme bien.

Por ejemplo hoy calzo unas J’hayber New Olimpo, llevo unos vaqueros Mercajeans Ray, una camiseta Valento, una camiseta de manga larga lisa Ferry’s, unos calcetines Natural Vermont y unos calzoncillos Set.

Lógicamente en reuniones, celebraciones o para salir, puedo adaptar en mayor o menor grado mi indumentaria, pero en cierto modo, dejo un poco de ser yo.

A diferencia de por ejemplo un móvil de última, que solo podrás aprovechar a ratos, me he dado cuenta que la ropa es algo que llevas puesto casi todo el día, y que por tanto, te permite disfrutar cada momento con ella. Y así comencé a apostar por marcas de aquí, y especialmente por el fabricado en España.



Empecé hace unos 5 años con las camisetas Alfor, a las que seguirían las zapatillas Paredes y luego las J’hayber.

Tras conversaciones con amigos y conocidos, su impresión es que pese a no ser en absoluto mi intención marco tendencia. En retrospectiva, me fijo en el panorama por la calle, y veo que efectivamente las marcas de aquí van poco a poco recuperando el terreno. Mientras que me consta que muchas de esas marcas me leen, y se interesan por lo que escribo. Pero de ahí a decir que soy un trendy es mucho decir, claro.

La oferta de ropa hecha en España, no es demasiado variada, ni tan abundante como me gustaría. Algunas se han centrado en nichos de mercados elitistas, y por tanto de precios altos, y en otros la gama de productos es más bien pequeña. Por lo que tengo problemas en encontrar gabardinas, abrigos, forros polares y cazadoras, batas para estar en casa, o pijamas.



Con los complementos me ocurre lo mismo, no hay opciones en cuanto a mochilas, gafas, de ver o de sol, o relojes relojes.

Entiendo perfectamente que la situación económica no es la ideal para que muchos puedan pagar el plus de la calidad añadida que un artículo fabricado aquí representa. Por tanto, enseñas como Decathlon, creo que cumplen, ofreciendo productos de calidad aceptable a precios bajos.

Por contra, abandoné hace tiempo a los grupos industriales de la moda. Ya sabéis Nike / Reebok, Adidas, Converse, … Productos que se venden a precios altos, pero con una manufactura equivalente a la de Decathlon. Ya sabéis trabajadores asiáticos de los que se explota su desesperación, con sueldos de miseria, y jornadas laborales eternas, para que así, el futbolista embajador de turno, los directivos, los encargados del marketing, etcétera puedan embolsarse millones a base de esas zapatillas que cuestan menos de 10€, pero por las que pagamos más de 60€.

A veces me preguntan si no me siento raro cuando por ejemplo llevo unas Yumas o Kelme, y la respuesta, es un rotundo no. De hecho soy más bien yo el que mira raro a los que llevan DC Shoes, G-Star Raw o Gap.

Sin lugar a dudas con lo nuestro, me siento acogido, que es más sostenible, y que es más justo. A parte de ese aspecto puramente emocional, reconozco que el nivel de calidad de un producto fabricado aquí (o en Europa), no tiene ni punto de comparación con lo que podamos encontrar en nuestro mercado procedente de China, Bangladesh, Tailandia, Vietnam o Pakistán.



Actualizado a miércoles 10 de agosto de 2016. 13:28
Tras algunas indagaciones, he confirmado que la marca Valento, ya no fabrica en España, así que no renovaré mi estilo con ellos. Por suerte, he descubierto que desde entonces, tenemos alternativas 100% de aquí, que vienen a complementarla como Confecciones Vargas (Covartex), Saint Brissant, y parcialmente, la renacida Amarras.

4 comentarios en “Estilo propio”

  1. Es muy difícil vestir con un poco de calidad hoy en día y a la vez barato, como bien dices las marcas nacionales son más caras, es cierto que compensa esa diferencia, pero mucha gente no puede permitírselo.

    Por otro lado, desde hace bastante tiempo observo un hecho muy curioso: antes los ancianos, la gente mayor, calzaba zapatos de calidad sin tener en cuenta la moda, y eran los jóvenes los que más calzaban las zapatillas americanas o las de colores, o las que fuese que se llevasen. Hoy cada vez veo a más ancianos llevando chirucas, nike tope de gama o adidas. Esta mañana me crucé precisamente con uno que vestía unas chiruca de trekking que quitaban el hipo. Muchos que tienen buenas pensiones y disfrutan de una vida holgada pueden permitirse ciertas marcas, mientras que antes era justo al revés: los ancianos de mi generación solo podían estrenar unos zapatos al año o cada dos años (¡cuando podían!), de manera que ir a comprarlos suponía todo un acontecimiento.

    Ahora es todo lo contrario. Yo llevo la ropa que llevaba hace diez años, y mis camisas y sueter, los que suelo utilizar, tienen más de veinte años. Con eso te lo digo todo. Normalmente la ropa la cuido bastante.

    Lo que más uso es en calzado porque ando todo el día de aquí para allá, y además el calzado de ahora no dura nada. El único calzado que me duró bastante fueron unas zapatillas (no recuerdo la marca) que compré hace mucho tiempo, pero me costaron 60€ (y de oferta). Imposible pagar eso hoy, si doy ese dinero me quedo sin comer durante mas de un mes. Así que me compro las zapatillas que puedo en unos grandes almacenes y así voy tirando, cinco euros abajo o cinco euros arriba yo los noto mucho, y hay gente para la que también supone mucha diferencia. ¿Que es mejor ahorrar de un mes y comprarse al mes siguiente unas zapatillas fabricadas en españa por 40 €? No lo dudo, pero mientras ahorra esa cantidad, ¿ese mes que sales, descalzo? Esa es la tesitura y el por qué muchas personas no pueden pagar esos precios. Es una lástima porque así todos perdemos: el fabricante español no logra mejorar las ventas, y el consumidor se lleva un producto muy malo. Pero si -por ejemplo- a nivel de gobierno se tuviera eso en cuenta, y en lugar de beneficiar a los productores chinos (que tienen exenciones durante cierto tiempo) se protegiera lo nacional, pues todos saldríamos ganando.

    También tienen culpa las compañías, que no tienen en cuenta esta realidad. Imagínate una campaña de, por ejemplo, vales, como hacen en comercios justos de algunas zonas. Por ejemplo, que «ja’vier» (que veo que te gusta mucho :D) te dijera: al comprar las zapatillas os entregamos un vale de veinte euros, pagas hoy veinte euros y al próximo mes nos entregas otros veinte. ¿Cuanta gente se las compraría? O vales descuento: compras las zapatillas y te damos un vale de cinco euros cuando compres otras de nuevo. Eso ya supondría un respiro y la marca se aseguraría unas ventas que ahora no tiene aseguradas, y con ese descuento mucha gente sí que lo tendríamos más fácil para poder acceder a ese tipo de productos.

    Si al final soluciones hay, lo que hace falta son ganas de ponerlas en práctica e imaginación, pero claro, es más fácil poner una tienda online y una etiqueta «hecho en españa» y querer vender quejándose de los chinos, pero si los chinos venden es porque cubren un papel que los fabricantes españoles no han sabido leer, y así les va. La única solución que han querido tomar es la de convertirse «en premium», o sea, en ganar más vendiendo aire, imagen y lujo. Y en esas estamos: marcas haciendo el ridículo creyéndose «premiums» (casio) y marcas que cierran o se van a producir a china zapatos y bolsos de cartón.

  2. Tienes razón en que en el entorno actual, muchas personas, como es desafortunadamente tu caso, están en una situación complicada bianamaran. Y las hay aún más difíciles con familias enteras de esa manera. Por supuesto que en esos casos viene de 2€ más o menos, y ahí es donde expones algunas opciones muy a tener en cuenta que luego comentaremos.

    Pero lo cierto es que para la mayoría de gente, prefieren comprarse productos de nefasta calidad (Made in China), y cambiarlos cada 2 meses. Eso ni beneficia nuestro entorno ecológico, ni ayuda a China, ni mejora nuestra economía. Así que con eso sólo conseguimos destrozar (aún más) el planeta, que los obreros asiáticos estén cada vez peor (pese a que cada vez exportan más), y que en nuestro país cada vez haya más gente como tu (o mucho peor). Es precisamente a ese tipo de consumidores a los que va dirigido mi artículo. Al abuelo de la Chiruka que mencionas, productos de calidad y fabricados aquí. Que contribuyen a perjudicar lo mínimo el medioambiente, y a dar trabajo a gente de aquí, que al fin y al cabo son los que pagan su previsiblemente generosa pensión.

    Que el resto de abuelos lleven carísimas Adidas, que tienen un precio de coste de risa a base de explotar a adolescentes en su país y que luego se venden aquí a 100€ o más, es sin duda síntoma de que las modas, la publicidad y la mercadotecnia, está llegando a este tipo de público, que ya no llamamos abuelos, o tercera edad, sino seniors.

    En cuanto a tus iniciativas, no los conozco de primera mano, pero creo que Ferry’s tiene un carácter solidario dentro de sus posibilidades. No así el resto de marcas que comento, que pese a ser de aquí, buscan más la subsistencia o el negocio que otra cosa.

    No creo que el gobierno deba beneficiar los productos de aquí, sería suficiente con no perjudicarlos. Así si un fabricante de calzado compra el caucho en China, no paga el IVA. En cambio si lo compra a un fabricante Español si lo hace. Parece que más que apostar por lo de aquí, optamos por perjudicarlo. Eso sin tener en cuenta las medidas sanitarias y de calidad a las que obliga la CE para comercializar un artículo, pero que cuando se produce fuera son mucho más laxas. O que gran parte de la paquetería en paquetes asiáticos sea gratuita o subvencionada por sus gobiernos. O sea que el envío de unas zapatillas me cuesta menos si lo recibo desde Shangai, que si lo hago desde Elche… Es increíble.

    A este ritmo, estaremos cada vez peor. Pero lo malo del asunto, es que esos obreros explotados, en contra de la opinión mayoritaria, tampoco lo estarán. Fijaros en como un aumento de los ingresos del mercado interior Chino aumentan, pero no lo han hecho en la misma medida los salarios de sus trabajadores: http://www.statista.com/statistics/226670/trade-revenue-of-clothing-in-china-by-month/

  3. pues por eso, si los gobiernos extranjeros benefician a sus fabricantes, no veo el problema de que se beneficien tambien a los de aqui.
    Por fortuna muchas personas estan ya tomando conciencia de todo ello, y articulos y trabajos como el que tu haces en este blog ayudan en gran manera a contribuir no solo a un mundo mas limpio, sino a una sociedad mas justa y mejor. Al final todo cuenta y granito a granito se hace una montaña

  4. Gracias de nuevo bianamaran. Pero no te quites mérito, porque tu también ayudas a divulgar con tu granito de arena. Ahora mismo leyendo los precios del Frogman en ZC (https://zonacasio.blogspot.com.es/2016/05/se-desvelan-los-precios-de-verdad-de.html), pensaba en algo parecido.

    Lo poco que hace la marca por popularizar sus relojes duraderos y de calidad como antaño, y lo mucho que hace por ensuciar conciencias con productos efímeros y sobrevalorados.

Deja un comentario