Tras el interés de Compresores de ejecutables, continuamos con el mundo de la compresión. Esta vez hablando de los archivadores de datos tradicionales.

Corría el año 1985 cuando Thom Henderson de SEA, revoluciona el por aquel entonces pequeño mundo de los ordenadores personales con su ARC. Un pequeño programa capaz de empaquetar y comprimir archivos. El incipiente mundo de las BBS, empieza a adoptarlo para facilitar las descargas, y por supuesto para ahorar ancho de banda. La extensión .ARC empieza a popularizarse.

Aprovechando la disponibilidad del código fuete de ARC, en 1987 Phil Katz, a los mandos de PKWare programa PKARC, que más tarde es rebautizado como PKPAK (formato .PAK). Compatible con el ARC original, pero mucho más veloz.

En 1989 superándose a si mismo, crea PKZip, capaz de ofrecer una relación de compresión mucho más elevada, con una velocidad de compresión comparable a los anteriores programas.

Poco después LHARC escrito por el doctor Haruyasu Yoshizaki (Yoshi), hackeado como ICE, y que más tarde se renombra a LHA, ofrece mayor compresión todavía a costa de menor velocidad. El formato .LZH/.ICE/.LHA se hace tremendamente popular en entornos Amiga.

En 1990 Robert Jung crea ARJ (formato .ARJ), con un grado de compresión todavía superior al ofrecido por LHA, y multitud de opciones que lo hacen ideal para copias de seguridad en entornos corporativos.

La empresa rusa Transas Marine contraataca con AIN (.AIN), que supera las espectativas de muchos usuarios. Velocidad de compresión como ZIP, pero comprimiendo más que ARJ. Uno de sus secretos es el uso de archivos sólidos.

En 1991 los usuarios empiezan a migrar a Windows 3, por lo que Nico Mak decide utilizar el formato ZIP en un producto para Windows: WinZIP.

En el año 1993 RAR de Eugene Roshal, no solamente ofrece una compresión que supera con creces a sus rivales, sino que añade una interfaz de usuario al estilo Comandante Norton, que lo hace ideal para usuarios noveles.

En 1995, Ad Infinitum Programs acaba su Ultra Compressor II (.UC2). Una mejora de las anteriores técnicas, con un original método de fuerza bruta que era capaz de mejorar en un pequeño porcentaje la compresión obtenida.

Llega 1996 y aparece el formato .ACE de ACE, añadiendo todavía mayor compresión gracias a explotar las características de los procesadores de 32 bits.

Durante 1997 me propongo el reto de crear el compresor más veloz: Blink. Y no lo consigo por poco.

Uwe Herklotz desarrolla UHARC (.UHA), con increíbles relaciones de compresión a pesar de su lenta velocidad de compresión/descompresión.

En 1999 Igor Paulov lanza 7-Zip, una herramienta de código abierto que ofrece grados de compresión superiores a RAR o ACE, al mismo tiempo que ofrece un interface gráfico sencillo de usar.

M Software distribuye en 2003 WinRK diseñado para comprimir la información al máximo, cueste lo que cueste.

En 2005 Dwing presenta WinUDA, una simple herramienta para obtener elevados ratios de compresión de forma puntual, con una velocidad aceptable.

La historia ha demostrado, que los formatos que han triunfado (.ARC, .ZIP, y .RAR), no son los que más compresión ofrecían. Sino más bien, un mejor balance entre compresión y velocidad. Para ser aceptadas por los usuarios, deben ser sencillas de utilizar. Además la interoperabilidad con otros formatos debe estar asegurada. Es por ello que creo que 7-Zip irá tomando relevancia en los próximos años… Veamos a ver como avanza la lucha 7-Zip 5 contra WinRAR 4.

Tenéis pruebas cuantitativas más detalladas en Maximum Compression. En Archivator, están disponbile multitud de capturas de pantalla de los programas.