Recuerdo la marca Faber-Castell del conjunto de estilógrafos para dibujo técnico que usaba en BUP, presentados en una preciosa caja de madera de color verde, y con indicador de humedad, cuando los inventores de Rotring, ni siquiera le llegaban a la suela de los zapatos.

Así que con mi vivificado entusiasmo por las estilográficas, cuando vi la Basic en Amazon a 22,95€ no pude resistirme.

Por supuesto se me van los ojos con la gama alta de Graf von Faber-Castell, y ando detrás de una e-motion pure black, que son mucho más caras. De modo que decidí probar con un modelo de entrada de la gama, para ver que sensaciones me ofrecía.

La Basic Black Piel con cuerpo metálico recubierto de piel, era con diferencia la versión más económica, aunque me gustaban bastante más las de cuerpo de metal cromado, metal mate, y especialmente la de carbono. En todo caso, siempre tengo tiempo de ir a por alguna de ellas más adelante.

Es una estilográfica pesada para lo que estoy acostumbrado (27 g), eso le da mucha estabilidad y contundencia a la hora de escribir, pero me causa cierto cansancio en sesiones largas. Con sus 140mm de longitud estando cerrada, es también larga, aunque al usarla sin el tapón, se reduce un poco.

La Basic, se ofrece con plumines a elegir de tres grosores: Fino (F), Medio (M), y Grueso (B). En algunas referencias indican tener también el Extrafino (EF), y el Extragrueso (EB), pero no los he encontrado en ningún comercio.

He optado por el tamaño medio, que es al que estoy habituado, y la he utilizado principalmente con cartuchos internacionales de Inoxcrom, y ocasionalmente con Pelikan. El trazo es algo más grueso de lo que estaba acostumbrado, similar al de la Online Academy, pero muchísimo más suave y agradable. La mejor de todas las que tengo en este sentido, increíbles sensaciones. Claro que el precio no es el mismo, doblando a la Online, y cuatriplicando la Bic e Inoxcrom. Me faltaría compararla con una de esta marca y su rango de precio. Por otro lado, me queda el regusto de poder haber experimentado el plumín fino.

El cuerpo forrado de cuero, tiene un toque deportivo y racing que no había visto en ninguna otra estilográfica, y aunque en fotografías no me decía nada especial, en vivo me encanta el carácter que le aporta.

Habiendo practicado con los tinteros un poco con otra pluma, he optado por el convertidor a émbolo que se vende aparte la propia marca por 7€, y que recargo con el tintero de Parker Quink que ya tengo. Una combinación que resulta ideal.