Hace algo más de un año, os hable de la Faber-Castell Basic, una estilográfica que me causó una excelente impresión. Luego con la también alemana Online Vision Style, la experiencia fue buena, pero en absoluto excelente.

Ya os había comentado también mis ganas de tener una Faber-Castell e-Motion, situadas un escalón por encima de las Basic y las Ambition, y justo por debajo de la más alta de gama, las Ondoro, al menos en lo que a Faber-Castell se refiere, ya que Graf von Faber-Castell es otra historia completamente diferente.

La variedad es enorme. Manteniendo su construcción de acero inoxidable brillante, ofrecen el cuerpo recubierto de resina negra trenzada; resina negra croco; resina blanca guillocheada; madera de peral marrón; madera de peral negra; o carbono (All Black). Ésta última toda en color negro, era mi favorita, pero con un precio recomendado de 155€, la descarté. Todas las otras, tiene un PVP de 100€, así que me quedé con la de madera de peral negra, que en Amazon se encuentra por algo menos de 80€.

Todas ellas, pueden escogerse sin suplemento de precio con plumín de grosor fino (F), medio (M), o grueso (B). En algunos mercados, parece que se vende también con el extrafino (EF), pero no es el caso de España.

Se ofrece en una bonita caja de cartón, con su manual de instrucciones y garantía, e incluye un convertidor a émbolo, aunque ni tintero, ni ningún cartucho internacional de cortesía. En ese precio, no les habría venido de regalar un par.

Todo el conjunto denota excelente calidad y magníficos acabados, sin duda se obtiene por lo que se paga, o quizás algo más. Es una estilográfica ligeramente gruesa, pesada, pero algo corta, así que algunos usuarios la encontrarán más cómoda si está posteada, no es mi caso. Pero lo que más me gusta de ella, es su capuchón a rosca, que hace que sea un elemento de escritura casi eterno. Claro que los acabados de acero brillante, son menos sufridos, así que es recomendable llevarla en un portaestilográficas o en un estuche para evitar golpes y ralladas. No obstante, es bastante más resistente de lo que parece.

Un producto 100% Made in Germany, con una madera de peral, procedente de bosques ecológicos controlados por Faber-Castell, que son al fin y al cabo, un ejemplo de sostenibilidad. El plumín M tiene un punto algo más fino que la Basic. En ésta, es lo que yo entiendo como medio, no cómo la Faber-Castell Basic, que tendía a Bold. Lo veo muy parecido en cuento a grosor al de la IXC Noir.

Admito que es un grafo que me encanta. No puedo decirlo de otra manera. En cuanto a la pregunta de si está justificado, pues objetivamente depende. Con las Basic a menos de 30€, hablamos de un sobrecoste elevado, que te permitiría adquirir casi 3 de éstas. Por tanto mi respuesta, como con el Casio GW-5000, no puede ser tajante. Si puedes permitírtelo, y deseas dar un salto de calidad, tienes en las e-Motion unas estilográficas que no tienen nada que envidiar a modelos que se acercan a los 200€.