Estaba durando si titular este artículo como ¿Falsa duplicación de Ya.com?, o con Ya.com: Cómo cobrar por un servicio que no se ofrece.

A pesar del toque de escuela de negocios que tiene la segunda alternativa, he preferido continuar la saga, y optar por la primera opción.

A diferencia de las anteriores entregas, ésta es muy breve. Consta solamente de una imágen que muestra un documento PDF con mi factura de noviembre (del 07/11/2005 al 06/12/2005); un navegador mostrando la velocidad a la que ha negociado la conexión mi router (2 Mbps de bajada y 320 Kpbs de subida); y un calendario de Windows.

Nada ha sido manipulado, salvo que he eliminado número de cliente de mi factura.

Como podéis obserbar, la factura indica claramente ADSL 4 Mb, mientras que en la velocidad de conexión del router se comprueba que son solamente 2 Mb.

Como desde el 28/10 que me notificaron que tenía 4 Mb, sigo con 2 Mb, el período hasta el 06/12/2005 implica que me están cobrando por un servicio que no me prestan desde hace 5 semanas. Es decir, se me llevan cobrados 20 euros de más.

Si a esto sumamos el tiempo perdido, las llamadas al 902, y los quebraderos de cabeza, el coste es sin duda muchísimo mayor.

Para que luego se diga que la Ley está de parte del consumidor…