A los más jóvenes del lugar, la palabra falsilla no les dirá nada en claro. Así que vamos a acudir a la definición del DLE para daros una pista:
falsilla: De falso. 1. f. Hoja de papel con líneas muy señaladas, que se pone debajo de otra en que se ha de escribir, para que aquellas se transparenten y sirvan de guía.

Debo confesar, que siempre se me ha dado fatal escribir a mano en folios en blanco, no tanto porque torciera las lineas, que un poco sí, sino especialmente porque tiendo a deshomogeneizar los interlineados, y tamaños de letra.

Lo mío siempre han sido las hojas de papel con líneas, o preferiblemente cuadriculadas, de esas que hasta marcaban los márgenes izquierdos. Salvo la temporada en el colegio que me obligaron a los DIN-A4 blancos, y hace unos meses, donde sólo encontré folios en casa. Es cierto que en la oficina a veces escribo en hojas blancas, pero son anotaciones rápidas, o listas de tareas. Allí también prefiero la libreta de papel cuadriculado.

Así que me acordé de la falsilla que usábamos en el colegio, y aunque es fácil de descargar, preferí adaptarla yo mismo, y os la ofrezco para
descargar aquí (33 Kb. en formado DOC).

Las instrucciones, creo que son obvias, pero por si acaso, os explico como se utiliza la falsilla, que es una plantilla para escribir las lineas rectas. Una vez descargada, la imprimimos, y la ponemos justo debajo del folio que usaremos para escribir. Veremos que las lineas se transparentan un poco, y serán nuestra guía visual para no torcernos. ¡Muchas veces, la vieja tecnología sigue siendo eficaz!