De los periódicos, lo que menos me interesa, es la tradicional función de comunicación de noticias. En general, siento bastante desinterés por la política, los deportes, o el ámbito internacional.

En cambio, otros contenidos, de tipo económico, de sociedad, o de autor, me resultan muy interentes.

Sección La Contra: La Vanguardia de lunes a sábado.
Suplemento Negocios: El Pais el domingo.
Dominical XL Semanal: ABC el domingo.
Suplemento EP3: El Pais el viernes.
Suplemento Babelia: El Pais el sábado.
Suplemento Dinero: La Vanguardia el domingo.
Sección Economía: La Vanguardia de lunes a sábado.

La tecnología ha evolucionado lo bastante como para permitirnos acceder a ese contenido digitalmente bajo demanda, aunque yo, como buen representante de la Generación X, soy de los que en estos casos, sigue prefiriendo el papel.

Pensé hace algunos años, que con la moderna tecnología de impresión actual, y en el supuesto que hubiera más personas en mi situación, acabarían apareciendo centrales de medios/logísticas, que fueran capaces de enviar bajo demanda los contenidos impresos a los usuarios. Lamentablemente el tiempo ha pasado y esto no ha ocurrido.

Como sería absurdo comprar todos ellos, para aprovechar simplemente algunas páginas, recurro al camino cómodo de acudir a algún bar donde tengan alguno de ellos. La Vanguardia suele ser fácil, el Pais no tanto, y en cuanto a ABC, casi imposible. Para mi regocijo, conozco alguno que cuenta también con prensa económica como Cinco Días, o incluso otros que tienen revistas del motor. Para lo demás, recurro de vez en cuando a las bibliotecas.