Seguro que recordáis los casos de marca Climax en la década de 1980. No había motero que se preciase que no los llevase, o cuanto menos, una pegatina de la marca en su motocicleta. Pues resulta que como detalle por la publicación de Pilotos del Margen, se me entregaron unas Climax 505C. La verdad que me las había probado un par de veces, pero quedaron olvidadas desde 2007 en un armario. De casualidad las volví a encontrar, y decidí observarlas nuevamente. Me preguntaba si seguirían siendo Made in Spain, y sí, lo siguen siendo. Con casi 10 años de retraso, aquí va su correspondiente review.

Productos Climax S.A. se funda en 1945 en Parets del Vallès (Barcelona), consigue un gran renombre internacional durante la década de los 60, previa a la invención de los cascos integrales. Actualmente, son el primer fabricante español de Equipos de Protección Individual (EPI).



Estas Climax 505C, se engloban dentro de la gama Climax Custom Road Style, y se pueden conseguir por unos 30€. Se presentan en una caja de cartón reciclado, muy sencilla, pero que cumple su cometido.



La cinta es elástica y ajustable, resulta cómoda. Las lentes son de policarbonato curvado con un tratamiento antiralladuras. Es cierto que no se rallan, pero la calidad de visión que ofrecen, no es la misma a la de un cristal mineral. Los aros, están cromados, y tienen un tratamiento antioxidante, que a tenor del transcurso del tiempo, es eficaz al 100%.



Me encanta su aire steampunk. La pena es que no fueran el modelo 521 para poder usarlas con las gafas de ver, y que me impide usarlas regularmente. Además, las Climax 521, están inspiradas en el mundo automovilístico, en vez de motociclístico, con el cual me siento más identificado.