Cuando alguien va a visitar León por primera vez, me suele pedir consejos y recomendaciones de primera mano, así que he intentado extractarlas en este pequeño post, para que también sean de utilidad a los que lo hacer por la web.

Lo que más transciende, por su calidad, y lo típico que es son los embutidos. En especial la cecina, y el chorizo, aunque también hay buenos jamones y salchichones.

Si no has probado la cecina, debes hacerlo. Más sabrosa que el jamón, y también más saludable y barata. A diferencia del jamón hecho en base a la curación de la pata del cerdo, en donde debes recurrir a variedades ibéricas para obtener cierto gusto y grado de curación, la cecina tiene un sabor más fuerte per sé.

En cuanto a los chorizos, aunque habitualmente de carne de cerdo, también los tienes de vaca o de chivo (cabrón), en variedades normal (dulce), y picante, donde lo único que cambia, además del sabor final, es el tipo de pimentón usado en su curado. Sobre ellos, probablemente mi embutido preferido, olvídate de los chorizos ibéricos que puedes comer en una gran urbe. Los de León, sin necesidad de cerdos ibéricos, son muchísimo más ricos.

Te puedo recomendar la tienda Embutidos J. Panizo en la Calle del Conde Rebolledo, que tiene la ventaja que te envasan los productos que desees al vacío, de manera que se conserven por más tiempo. Si puedes, escoge los de la marca Embutidos Ezequiel, de los que se vende chorizo picante, chorizo de vaca, cecina, salchichón, morcilla y picadillo.

Probablemente sin tanta variedad, aunque también muy sabrosos, son los de Vegarada, que depende del recomendador pueden ser sus preferidos.

Otro producto que sin ser local, tiene gran aceptación, sobre todo derivada de otros tiempos, son las conservas de pescado. Te recomiendo en la Plaza del Conde Luna, dónde el mercado, está la Casa del Bacalao, donde además de bacalao y otras salazones, tienen gran variedad de conservas. En este sentido, te aconsejo que cates las de La Pureza, que aunque son nativas de A Coruña, cuentan con gran afición por todo el Norte, y en particular en León. De ellas, puedo recomendarte las agujas en aceite vegetal o de oliva, los chicharros en escabeche y las sardinillas en aceite de oliva o vegetal, aunque la variedad es enorme.

Si en vez de comprar, prefieres comerlo in-situ, tienes el Bar Tarabico con excelentes salchichones y chorizos de la marca, donde además de comprarlos, puedes probarlos allí mismo acompañados de un vino o lo que prefieras.

De todas formas, bares donde comer o tomar algo no te faltarán, y menos por la zona del Barrio Húmedo. Podrás comer de menú o carta y de diferente estilo, pero no es lo más típico de allí. En este sentido tienes por ejemplo el Bar el Infierno, con deliciosas tortillas, especialmente de patata hechas al momento. Suelen tener también bonito y picadillo, basicamente la carne del chorizo, pero sin entripar. Se suele hacer salteado como si fueran chistorras o choricitos, y son
sencillamente una delicia.

Para alojarte, si no tienes muchas espectativas, el Hostal Reino de León, con un trato enormemente amable por parte de toda la familia que lo regenta, y ubicado en la Calle Martín Sarmiento en pleno barrio de San Claudio, te quedará a 10 minutos de casi cualquier sitio, al mismo tiempo que tendrás un alojamiento sencillo, limpio, y económico (del orden de 40 euros por habitación doble en temporada alta). Si vas con otras pretensiones el Parador del Hostal de San Marcos, el Hotel Conde Luna, o cualquiera de las sucursales de AC, Tryp, Silken o Husa son otra opción.