Gillette Super Blue

Después de la elegante Mühle Rocca DLC (R96 Jet) seguimos con las maquinillas de seguridad para afeitado clásico, hoy con un modelo Made in China. Esta vez con una versión basada en las últimas Gillette Tech que salieron al mercado.

Ya expliqué en ¿Por qué nadie conoce el afeitado clásico? que el mundo del afeitado, tanto masculino, como ahora también femenino es un negocio que está en auge y que mantiene a Wilkinson y sobre todo a Gillette en el liderazgo. Si os habéis dado cuenta, Gillette lanza cada tres o cuatro años una nueva maquinilla de afeitar cuya publicidad se encarga de difundirla como un nuevo ingenio que, gracias al éxito de sus investigaciones, reduce la fricción de las hojas y mejora el apurado. Suena a revolución casi mágica.

Todo empezó allá por 1895 cuando King Camp Gillette tuvo la idea de comercializar hojas de afeitar desechables. Ya existían maquinillas de afeitar desde unos años atrás, pero las hojas eran caras y necesitaban afilarse. Así en 1901 fundó la American Safety Razor Company que al año siguiente se renombraría a Gillette Safety Razor Company. Gillette se dio cuenta de que si desarrollaba un soporte que mantuviera la hoja rígida, podía hacer que ésta fuera mucho más delgada y por lo tanto, mucho más barata de producir.

Al principio no cosechó demasiado éxito comercial, y es que sus maquinillas costaban 5$, un tercio del sueldo semanal promedio de un trabajador. Decidió que rebajaría el precio de la maquinilla, y así la podría comprar más gente, ganando por tanto más dinero vendiendo sus cuchillas. Es lo que se conoce como el modelo de precio en dos partes, también conocido como el modelo de las afeitadoras y las cuchillas (Razor and blades model pésimamente «traducido» al español como freebie marketing), porque ahí es donde primero llamó la atención. Atraer al público con una maquinilla de afeitar a precios atractivos y luego aumentarlos repetidamente por cuchillas de repuesto caras. En suma, lo que se sigue haciendo hoy en día. Si queréis conocer más en detalle las ideas del señor Gillette, os recomiendo la lectura de su libro titulado «World Corporation» («Corporación Mundial) que podéis descargar gratuitamente en inglés desde el Internet Archive y que muestra lo que aunque fuera de manera inconsciente él pretendía lograr con su empresa.

Mirando en Carrefour, una maquinilla Gillette Fusion Proglide Flexball Power cuesta 15,90€. Cuatro cuchillas para ese modelo cuestan 19,30€, lo que quiere decir que en 1 o 2 meses de uso, los de Gillette estarán ingresando más dinero por recambios que por maquinillas. Nada ha cambiado con el precio de dos partes, de hecho se ha ido extendido: Las impresoras de inyección que cuestan más las tintas que el propio aparato; los juegos de consola para Playstation (Sony) o Xbox (Microsoft) donde el fabricante las vende a coste de forma que recupere la inversión en base a los juegos vendidos; las cafeteras de Nespresso de Nestle con cápsulas que cuestan casi tanto como el café en un bar; o el Kindle de Amazon que obtiene sus beneficios de las ventas de libros en el marketplace.

Todo esto viene a colación porque las maquinillas de afeitado clásico, las que montan hojas de doble filo siguen usándose ampliamente en países en vías de desarrollo, un poco como los relojes de HMT en la India. Evidentemente un indio que cobre el salario mínimo (SMI) que es de 41,2€ al mes, no puede pagar los recambios de la Gillette Fusion Proglide Flexball Power. En cambio necesita afeitarse, así que se le ofrecen otros productos. Esos productos consisten en maquinillas de afeitar económicas y fiables, basadas en los diseños y conceptos que usábamos en el primer mundo en la década de los 1950 y 1960 de la Gillette Tech y que se lanzó al mercado en 1938, mucho antes de que llegara la vorágine de las multihojas. Irónicamente fue el invento de Gillette el que puede terminar con el imperio que inició, el arma que luche contra el despilfarro de las maquinillas desechables, los exagerados precios de los recambios multihoja y la vuelta a la esencia del afeitado más tradicional.

Se sabe que la mismísima Procter & Gamble dueña de Gillette ha licenciado sus productos a diferentes factorías que los venden con su marca. Son exactamente el mismo modelo, sólo que fabricado en diferentes factorías.
– Rusia: Gillette Rubie Platinum / Rapira Platinum Lux / Gillette Nacet / Gillette Minora / Economica. Se venden a unos 9€.
– India: Gillette 7 O’clock Sterling / Gillette Stirling. Se venden a unos 5€.
– China: Gillette Super Blue / Boctok. Se venden a unos 3€.

Está claro que prefieren vender a los pobres «Gillette Tech», y cuando puedan pagar las Fusion, ofrecerles las nuevas ocultando las baratas. Es lo que pasa en Europa donde es imposible conseguir una maquinilla de esas. Por fortuna los chinos no entienden de fronteras, y por unos absurdos 1,9€ con el envío de Aliexpress incluido, me he hecho con una Gillette Super Blue. Lo bueno del afeitado clásico es que evolucionó un poco como el PC. Todas las cuchillas de doble filo sirven para todos los cabezales sean cual sean sus marcas, y mucho mangos pueden acoplarse a muchos cabezales. Eso nos permite tener cuchillas que nos cuestan incluso 0,5€ el paquete de 10 unidades. Así que no tienes más que comparar esta Gillette Super Blue con las Gillette Fusion.





La Gillette Super Blue es un producto legal de Gillette que se fabrica bajo licencia de la marca en Shangai, yendo destinado a su venta en mercados emergentes. Por cierto que los mencionados 1,9€ dan para que traiga una cuchilla de la misma marca de regalo. El packaging reproduce el diseño clásico que usaba Gillette en la época de las Tech, y que incluía una fotografía del fundador, y por aquel entonces todavía dueño de la empresa King Camp Gillette. Tanto fue así que en muchos países los clientes pedían esas cuchillas de doble filo haciendo referencia a que querían las de la fotografía del señor. Como dato curioso, solían pensar que era una estrategia de mercadotecnia, viéndose sorprendidos de que fuera verdaderamente el propietario de la empresa cuando se enteraban de que así era.

En lo que respecta a esta maquinilla de seguridad Gillette Super Blue, los acabados y los materiales son muy superiores a lo que uno podría esperar por su precio, definitivamente está por encima de la conocida Wilkinson Classic. Como el mango es de material plástico es extremadamente ligera, pero tiene una buena longitud, así que se adapta a casi cualquier tamaño de manos. Los resultados que obtengamos dependerán en gran medida de las cuchillas que usemos. Si son de calidad y con buen filo, esta Tech cumple con su cometido. No es placentera, pero afeita bien. Sin embargo, si usamos cuchillas baratas, nos encontraremos teniendo que dar alguna pasada más de la necesaria, e irritándonos la piel.



El afeitado es muy suave, quizás demasiado para mi gusto lo que le quita atractivo durante el afeitado habitual, pero la convierte en una buena alternativa como maquinilla de viaje:
– Maquinilla Gillette Super Blue: Aliexpress 2€
– Cuchillas de doble filo Gillette Super Blue: Aliexpress 3€.



La parte negativa es que la base de su cabezal es muy delgado, una pieza muy ligera y que no aparenta tener una longevidad grande. Sí que es cierto que los chinos de Gillette han optado por una parte superior del mango metálica, lo que reduce el desgaste de enroscar y desenroscar y ayuda a apretar mejor la cuchilla. En ese sentido, la maquinilla clásica Beter algo más cara, todo sea dicho, es bastante más duradera. Incluso la Wilkinson Classic, que parece mala por su cobertura plástica, puede que tenga una mejor duración también. No obstante, nos brindará decenas de afeitados, que comparados con los 6,50€ que cuestan 4 maquinillas desechables Gillette Sensor 3, habremos amortizado con creces.

Es increíble que por menos de 2€ podamos tener una maquinilla que nos durará varios años cubriendo nuestras necesidades más básicas, y admirable el poder que tienen la mercadotecnia y las cadenas de distribución que impiden conseguir las Super Blue por canales de compra tradicionales. Por el precio que tiene, tanto si eres un novato en el afeitado tradicional, como un experto, debes probarla sí o sí.



10 comentarios en “Gillette Super Blue”

  1. Una vez me dio por probar la seda dental, y confié en los chinos. Compré un tarro de unos pequeños arcos de plástico con un tramo de seda dental, porque ya había yo comprobado antes que en mi boca poder meter 2-4 dedos a dos manos para al menos meter la seda dental, como que no… que no me apaño ni encuentro la forma. Los vi y probé.

    Tampoco me habrían servido de mucho creo. Pero el caso es que eso no era ni seda dental. La seda es fina, se estira mucho, se adapta… y claro, se cuela entre los dientes prácticamente sin esfuerzo. Pero «eso» que tenían esos artilugios desde luego que de seda dental tenían poco aunque lo pareciera. ¡No había manera! Qué cosa más dura y tensa… ¡si parecía más como si me estuviera intentando meter entre los molares una tanza de pesca!

    Al contenedor amarillo fueron todos. Nunca más. xD

    Menos mal que no es que los necesitara, si no por probar y mejorar la limpieza bucal. Pero nada, la seda y su proceder no es para mí. Con los cepillados diarios, enjuagues (mejor con Kemphor concentrado) y la limpieza anual en el dentista, voy que ardo.

  2. Yo tampoco soy de los que se fía de los controles de calidad chinos Kabe, sobre todo si la salud está en riesgo. Sin embargo una cuchilla, o corta o no corta. Lo único que podría pasar es que me causase una herida y se infectase, por eso fui con cuidado.

  3. Yo creo que no usaría una cuchilla «de los chinos». (sé que es posible, mas bien, probable, que las cuchillas caras también sean hechas en China). No me veo aplicando metales chinos de mercadillo a la cara. Tampoco comería botanas chinas de mercadillo, o me aplicaría una crema bronceadora china barata. No creo que tengan demasiado control o supervisión.

  4. Yo me acabo de afeitar hace como una hora, cuarto uso de la misma cuchilla (aunque me ha dado por darle la vuelta, por probar a ver si así se aprovechan mejor los filos), ya para dormir me afeite mañana por la mañana otra vez o vea que no lo necesite. Y me he dado dos pasadas a favor del pelo con algún retoque y listo… muy bien apurado.

    Yo encuentro que va bastante bien, la verdad. Si gente que han probado varios modelos y esta, dicen que es prácticamente calcada a esos modelos de Mühle o EJ que también tienen buena opinión de su desempeño, aunque sean eso, maquinillas del rango de 15-30 euros, por algo será.

    Yo no puedo decir por ahora que me haya pegado ni un mal tirón, ni enganchen ni nada raro. Ya digo, que hasta a veces me parece que paso sólo el peine y no la cuchilla (por ejemplo en el cuello) y no, sí pasa y corta. Pero es suave como ella sola. Con hojas que ya al gusto de cada uno (a los que les guste la suavidad) me imagino que tiene que ser mejor aún.

    Desde luego se tutea por ahora perfectamente con la Gillette clásica que tengo. Y eso teniendo en cuenta que esa la empecé a usar con una Gillette Premium ya usada y a saber con cuántos años (pero estaba limpia, ni óxido ni nada), y luego por probar le metí la cuchilla que traía la Beter, que esta última sí se nota que es de las más bastas. Si lo noto hasta yo que he probado eso, la Gillette Platinum usada, esa, y la Wilkinson en su maquinilla… es que ni las hojas que trae la Filo C puedo decir que me parezca malas. De momento en el primero sin problemas pero sonaban al cortar el pelo con cierto tono metálico que resulta curioso, pero del segundo al cuarto ya ni eso, y afeitar, afeita.

    Los cromados parece que va por alguna unidad que haya por ahí. En la mía no tengo queja por ahora. Ni le veo tonos dorados del latón en las uniones de las tres partes, ni en las roscas y tope del cabezal o bajo la tapa (que esas zonas centrales no están tan pulidas, quizás por tampoco quedar realmente a la vista con la máquina montada). Incluso he leído de alguna unidad de las partes del mango ligeramente descentradas, o desigual terminación y «afilado» del un peine respecto al otro. Pero será algún garbanzo negro de algún lote.

    Que el precio de salida quizás era tirando a alto, por el gancho de lo retro, el aspecto con idea también de que incluso sea para regalo, no digo que no. Pero yo veo la maquinilla con sus 10 cuchillas (no una ni cinco, y resultonas) muy aceptable, decente y bonita para rondar los 18-25 euros visto lo que ofrecen las demás y compradas por internet por ese precio. Pero es que esta la tenías por España en un Carrefour… lo que las otras no. Que salvo algún caso así, ¿qué nos queda? Pues la humilde Wilkinson sobre los 7-8 euros con sus 5 cuchillas y de plástico. También hay que tenerlo en cuenta.

    Yo espero que a pesar de la liquidación de ciertas unidades que quedaran, si por un casual han vendido la producción entera o casi en año y poco en España, que les sirva para aprender y que lo que la siga sea mejor, un poco más pulido. Porque tampoco necesita mucho más. Y si es encima rememorando con decencia a la Inox que esperan muchos… ojo, que igual la venderían como pan caliente.

    Ah, y cuidando el emplazamiento. Esta maquinilla su sitio era más que al lado de las desechables y demás «futuristas» multihojas, pues en un lineal cuqui (o en varios pequeños) junto a colonias y lociones. Que quienes pasen por ahí mirando para alguna colonia o a ver qué hay, para uno o para el marido o novio, pues «uy, y esta maquinilla… ¡qué chula!». Y vieran por ejemplo la maquinilla, con historia y solera de marca un poquito apañada en la caja rondando los 20 eurillos, y alguna loción o pack de colonia y loción, o loción y espuma de afeitar (o las tres cosas) y regalazo más que apañado. Y ya que por calidad y resultona, más las virtudes en costes del afeitado clásico sobre todo con las maquinillas de doble filo, el componente también de residuos plásticos que barre tanto a las desechables como a las multihojas de cartuchos de recambio, pues vaya haciendo el resto.

    Si les saliera medio bien, en un momento dado hasta un tirón con gracia con los anuncios de Gila podría ser la puntilla. Mientras lo que hay siga o con las 5 hojitas de doble filo de las dos grandes entre 5 y 7 euros, y si no los 4 cartuchos de multihojas a 20 y pico, siendo la maquinilla de plástico cochino… todavía lo ponen fácil. Pero claro, una empresa más pequeña tiene que empezar desde abajo pero sin pasarse (no como las de Beter, algo mejorcito, mejor que mejor).

  5. Seguro Alejandro. La Wilkinson Classic tiene más metal que esta Gillette. El diseño de la FiloC, me parece a simple vista muy bonito, obviamente es un homenaje a las de antaño, así que todas se van a parecer, ya sean Muhle, Edwin Jagger, Merkur, o incluso los modelos chinos. Los acabados del cromado no son buenos, algo que ya sabíamos. Es verdad que no es justo comprar un producto Made in Spain así, pero al fin y al cabo, ellos intentaron hacerlo bien, de todo se aprende. Eso no quita que la fundición sea buena. Una rosca que encaja mucho más suave que en otros modelos de Zamak más caros, y lo importante, que si afeita bien, es lo que cuenta.

    Por lo que tu dices, me va a sorprender, en los próximos días la pruebo, que tengo ganas. Me da la impresión que sugieres que es un peine cerrado muy cuidadoso por abajo, pero que además rasura bien, si es así, poco más habría que mejorar.

  6. Por lo que he leído hay controversia. A muchos les parece el cabezal y hasta mango una EJ 89 creo que es el modelo, sobre todo el cabezal. A mí vista de lado, me pareció más similar a un modelo de peine de cerrado de Mühle. Pero en ambos ya mirando por curiosidad el peine y sus acanaladuras no son iguales. Y el mango, hecho en tres piezas de latón, macizas las piezas de la rosca al cabezal y el cabo, más que parecido a los de la EJ -pero no, porque la EJ tiene el grabado de la marca arriba en vez de en el cabo- el otro día se me cruzó una foto de una Gillette clásica del año catapún que sí parecía el calcado y la inspiración en forma, troquelado, el cabo con la zona donde le grabaron la marca…

    Así que… ¿que es una más del diseño clásico, y no algo más similar a la Filomatic Inox que añoran algunos? Pues sí. Pero eso de que copian a otros, que a saber a quién copiaron… a ver si no va a ser que la pieza de partida del cabezal la compran muchos al mismo fabricante y ya cada uno le da su toque y forma, tratamiento, pulidos…

    Creo que le dieron mucha caña cuando la sacaron el año pasado. Cara respecto a precios en Internet, de productos que hay que creerse que son made in… y luego no lo parece tanto (tú mismo lo comentabas en la entrada de tu Mühle). Pero es una marca española rescatada, que se han hecho algo que han visto que se estaba vendiendo bien por Internet, pero queriendo llegar a las tiendas físicas, con una caja un poco diferente y llamativa, 10 hojas (que no 5), y con una maquinilla que aunque sin ser de las de 50 euros y más (o sea más caras) pues tampoco son ni por asomo las que se encuentran en tienda física ofrecidas por otras marcas por la mitad de precio. Y sin embargo pues es bastante decentita, resultona y bonita.

    Sí, tiene bastante aire entre el filo de la cuchilla y el peine, pero sin llegar a ser agresiva. Viene a ser como abriendo una regulable como mi Gillette al 5-6, pero con otro ángulo de hoja, de peine y entre estos, por lo que el sitio está para que entre el pelo, pero ese hueco libre no es porque la hoja esté mostrando el filo cada vez más «al aire» que hacia el peine. Parece que entre la geometría del filo de la cuchilla hacia el peine, y el ángulo que tiene este sin pasarse de largo y protector (que lo es, pero que no se tanto más allá del filo que por ejemplo el de la Wilkinson Classic, que es más protector), es que la pasas que te da impresión de que solo te estás quitando jabón con el peine y no, la cuchilla sí va haciendo su trabajo.

    Yo ya voy a por el cuarto afeitado con la primera hoja de las que trae, y ya ayer la hoja ni hacía apenas ruido al afeitar ¡a contrapelo! El primer día hacía en general el ruidito y hasta con un punto algo metálico. Pero se ha suavizado desde el segundo afeitado y me parece que rinde por ahora con decencia y suficiencia, sin ser seguro de las mejores cuchillas a mí no me están desagradando.

    Ya iré probando como con las demás combinando. Ahora estoy con ella, en la Gillette Black Beauty 109 tengo la cuchilla de la Beter con dos afeitados. Esta que me pareció suficiente, sí se nota más basta que las de la Filomatic, y no creo que aguante mucho afeitado más… quizás la próxima hoja que pruebe en la Gillette sea una de la Filomatic para probar, o una de las Personna del Mercadona para luego probarlas a su vez en la Filomatic. Y ya haré lo mismo calzándoles alguna hoja Wilkinson. Para ir comparando. Pero por ahora y al menos para mí, la Filo C tal como viene y con las que trae, nada mal. No puedo decir que sea mala pero ni por asomo.

  7. A ver si en unos días puedo probar la FiloC Alejandro, y compartimos opiniones. Me contaban de Filomatic que aunque parezca una maquinilla tipo Edwin Jagger, estuvieron probando muchas combinaciones. El cabezal está algo más abierto que en la mayoría, lo que hace que afeite mejor.

  8. Como que el otro día cuando me miraron el precio de la última Filomatic en un Carrefour de mi zona y me dijeron dos euros con el cartucho de 10 cuchillas de recambio, me sentí como un atracador pero sin la recortada. xD

    Pero Aliexpress y sitios así, donde realmente se compra en el otro lado del mundo, y hasta con cierta cucamona en el envío para evitar aranceles de cualquier tipo nos desvirtúan demasiado la realidad. Del caso mío con un producto en liquidación de existencias, pero a fin de cuentas comprado y funcionando aquí, a esto que desvirtúa hasta los alrededor de 7 euros de la humilde y sorprendente Wilkinson Classic con 5 hojas incluídas… es mucha tela de diferencia. Y ojo, que quizás la Wilkinson tenga más metal y peso por el tubo metálico que lleva metido en el mango que le que quizás tenga esa Gillette. Me da esa impresión.

    Quizás, el precio real de esa maquinilla, y más si sus trabajadores están en razonables y mejorando condiciones en donde la fabriquen, rondaría el precio de la Wilkinson con esa misma cuchilla, tan sólo por el tema de ser clásica y metálica.

    P.D: La Filo C va estupenda, y las hojillas que trae mejor que la de la Beter, sobre todo tras el primer afeitado. Suave, cabezal casi clon de alguno de Mühle y EJ, con tapa y peine algo diferentes. Incluso ni me hace jugarreta donde tengo cuatro pelos que me la suelen liar con la mayoría de maquinillas irritando un poco (el día que la compré, que esa mañana antes me dio por afeitarme con al Contour me dejó esa zona algo irritada que aún me dura, rara vez me perdona ahí, haga lo que haga, y ya llevo dos afeitados más pero con la Filomatic y la irritación sigue yendo a menos).

  9. Gracias por compartir esta información, me hare con alguna de estas maquinillas de afeitar,que todo lo que sea bueno para la economia domestica viene perfecto.
    Un saludo.

Deja un comentario