GIMP (GNU Image Manipulation Program), es un programa de retoque fotográfico y de imágenes gratuito y de código abierto, disponible para la mayoría de plataformas *NIX, MacOS así como Windows, tanto en 32 como en 64 bits.

La cantidad de características que dispone es grandísima, aunque tampoco penséis en un Photoshop, y si más bien en un Fireworks o Paintshop Pro. Su apariencia es bastante cuidada, sobre todo en plataformas Linux GNOME.

Personalmente, lo encuentro muy sencillo de utilizar, y más rápido de cargar que otros productos, superando a alternativas más limitadas como Paint.NET. La interfaz SDI es más extraña al verla de lo que luego notaremos al trabajar con ella.

Está disponible en castellano de manera completa, y con buena calidad. La cantidad de formatos de imágen que soporta es aceptable, aunque podría ser mejor. El algoritmo de compresión PNG, no es tan bueno como el de Irfanview, XnView o Fireworks, pero es aceptable.

El consumo de recursos es contenido para lo que nos tiene acostumbrados este tipo de software. GIMP 2.6.8 x64 consume vacío 31 Mb. de memoria y 114 Mb. en disco, tardando en ejecutarse 3 segundos. Como comparación, Photoshop 12/CS5 x64 consume vacío 84 Mb. de memoria y 417 mb. en disco, necesitando para ejecutarse 7 segundos.

Si queremos todavía mayor rendimiento, todavía podemos mejorarlo eliminando pinceles, paletas, módulos, intérpretes y sobre todo plugins que vienen de serie y no necesitemos; no obstante esto no sería jugar limpio a la hora de compararlo, ya que de igual modo podríamos hacerlo con los otros.

Dispone de bastantes plugins, que aunque la mayoría de usuarios no necesitemos, expanden sus posibilidades.

En resumen, creo que GIMP es un producto que servirá para cubrir las necesidades en cuanto a edición de imágenes del 90% de los usuarios, sin importar su plataforma o el idioma que hablen, de forma totalmente gratuita. Vendría a ser como OpenOffice en el terreno ofimático, aunque en el caso de GIMP, menos posibilidades, no signifiquen menos rendimiento.