En este Gran Premio de Bahrain, Fernando Alonso ha desarrollado un vuelta a vuelta perfecto, que le ha llevado de forma bastante cómoda a la primera posición. Lo que no hace más que confirmar la superioridad del Renault R25, y más, considerando los problemas de fiabilidad que se han visto con el nuevo Ferrari F2005, y de rendimiento de los Bridgestone.

Pedro Martínez de la Rosa, en su posición de suplente, y pese ha haber cometido un par de errores, ha corrido de forma magnífica, y expectacular, llevándose al final un 5º puesto y la vuelta más rápida durante la carrera; pero sobre todo, ha obtenido la mayor cuota de pantalla, luchando y adelantando a Sato, Barrichelo, Button y Webber.

En efecto, los directivos se equivocaron al dejar que Pedro fuera solamente piloto probador en McLaren tras abandonar Jaguar. ¡Peores pilotos han tenido su oportunidad!