Odio los guardia civiles tumbados, los llamo así, porque lo de bandas sonoras, es más de películas, que de carreteras. Además, si sólo fueran sonoras, no tendrían tanto problema, pero es que hay algunas, que parecen pensadas especialmente para destrozar coches, o para que la gente se compre 4×4, y así poderlos pasar a una velocidad adecuada.

Aquí os pongo una lista de sus inconvenientes, que he extraido de la Wikipedia, para que podamos hacer campaña:

– Tiempo de respuesta más lento de los vehículos de emergencia.
– Derivan el tráfico a calles residenciales paralelas que no los tengan instalados..
– Aumentan la contaminación acústica y la polución para los residentes adyacentes a ellos.
– Pueden dañar algunos vehículos.
– Aumentan la sonoridad del tráfico, al ser pisadas, y al traspasarse con el motor a más rpm.
– Requieren señalización horizontal y vertical, que pueden ser visialmente intrusivas.
– Reducen el conform de conductores y pasajeros.
– Causan problemas al transporte público (buses y taxis).
– Distrae a los conductores de otros acontecimientos, como niños cruzando.
– Aumentan la contaminación, al forzar la circulación en marchas cortas, y el frenado y aceleración.
– Pueden causar dolencias de columna.

Como solución a todos estos inconvenientes, estás los tradicionales semáforos que se ponen en rojo a más de una determinada velocidad, o los nuevos sistemas dinámicos, que se elevan o no, en proporción a la velocidad del coche, pero claro, son dispositivos mucho más caros, y a nadie le interesan sus inconvenientes… ¿Sabe alguien dónde venden llaves para destornillarlos?