Esa chica, llamada Rosa Espadaler, me ha obsequiado con una linda interpretación ilustrada de mi: El GutiCat.

Podéis apreciar el parecido conmigo, y los aditamentos gatuno-espaciales, a saber: orejas de felino, marsupio al puro estilo Doraemon, pisadas, …

¡Aquí os lo dejo para que lo disfrutéis!