Estos últimos tres días, bueno noches, me las he pasado hackeando (en el buen sentido) aplicaciones.

Resulta que durante el proceso de desarrollo de mi XPlorer he notado ciertas carencias de productos de terceros que utilizo en el desarrollo. En este caso concreto excluyo el C++ Builder, ya que no puede hacérsele demasiado al respecto, además como ya comenté este tema, no quiero repetirme.

El caso es que las casas de software tienen la mala costumbre de seguir vendiendo productos obsoletos, a los que no van añadiendo mejoras.

Os cuento los ejemplos concretos:

Wise Installer 9.02
La gente de Wise Solutions, lleva algún tiempo sin actualizar su instalador. Parece ser que prefieren centrarse en los instaladores basados en la tecnología MSI.
Ni la aplicación ni los instaladores que se generan soportan los estilos visuales de Windows XP (temas). Lo primero no es precoupante, pero lo segundo, con el cada vez más generalizado uso de Windows XP en los escritorios de los usuarios, causa una impresión poco profesional del producto en las instalaciones.
Cambios que he realizado:
– Modificados los recursos de los stubs y el desinstalador de 32 bits para que incluyan el manifest correspondiente.
– Comprimidos con UPX los stubs y el desinstalador de 32 bits con el objetivo de reducir su tamaño.

Plasmatech Shell Controls 1.7c
Los desarrolladores de Plasmatech, al igual que el caso anterior, hace tiempo que no actualizan sus controles VCL de Shell.
La impresión que me dan, es la de estar incompletos. No soportan Hacer ni Deshacer, no tienen ningún método para crear archivos, aunque si para crear directorios, no tienen ningún método que permita crear un acceso directo, … Además de tener algún que otro error.
Cambios que he realizado (y os aseguro que odio el Pascal):
– Modificada la clase Delphi TPTCustomListView para añadir el método CreateNewFile.
– Modificada la clase Delphi TPTShellList para añadir el método CreateNewFile.
– Modificadas algunas rutinas en Delphi para que los comandos se ejecuten en el directorio seleccionado actualmente en vez de donde se encuentra la aplicación.
– Modificadas las cabeceras en C++ para reflejar los cambios de los componentes.

Creo que en estos momentos de piratería generalizada, las compañías deberían centrarse en ofrecer productos de calidad, y no seguir vendiendo artículos obsoletos. Si una tecnología se queda atrás, o se mejora para remediarlo, o se elimina el producto del catálogo, o se regala el producto. La gota de esperanza la poner por ejemplo TurboPower, que ha liberado como Open Source todos los componentes que eran comerciales. Lo que es evidente es que si algo es gratis, no es criticable.