Hoy, mi compañero de trabajo Dani, me ha hecho llegar una información sobre una iniciativa muy interesante para frenar el spam.

Make LOVE not SPAM es una iniciativa de Lycos. La idea consiste en descargarse un salvapantallas, que cuando no utilizamos el ordenador, se encarga de ir realizando peticiones a los servidores de spam para intentar saturarlos.

Es una técnica similar a la que utilicé, pero esta vez atacando por HTTP, en vez de por emails rebotados.

A día de hoy, hay casi 40.000 salvapantallas en todo el mundo. Cuantos más seamos, más efecto causará.

Está pensado específicamente para que el consumo de ancho de banda que utiliza sea mínimo, y el de los spammers máximo. Durante 1 hora de uso, no consume más de 50 Kb.