Nunca un nombre tan inocente, despertó tanta sensualidad…

Sobran las palabras: