La serie de Heroes, me tenía enganchado por su trama bien escojida, y el entorno variopinto de los personajes.

Reconozco que en el cuarto episodio (Colisión), me gustó la ambientación con el casino Montecito como decorado. Pero el capítulo 10 (6 meses antes), ha acabado de enamorarme.

Aparece una toma en la que Nora Zehetner (Eden McCain) subida a abordo de un Lamborghini Gallardo Spyder de color negro, robado, y sin más acompañante que una botella de bourbon en el asiento del copiloto.

Con la ciudad de fondo, el policía Greg Grunberg le solicita la documentación. Todo ello rodeado de luces, sombras, brillos y cromados.

Hacía tiempo que no veía en televisión una escena cinematográfica tan cercana al espíritu de Corrupción en Miami. ¡Tremanda!