Criticaba en La tentación de los relojes chinos, esos relojes baratos de mala calidad, pese a que luego caería con el Jaragar Monaco.

De nuevo me refiero a relojes baratos y pretenciosos, piezas que quieren aparentar ser más de lo que son, no como el Shanghai Serve the people. Un poco como los Steel Bagelsport Cosmograph Daytona y Steel Bagelsport Day-Date. Por un motivo u otro, he vuelto a caer… Así que os explico la historia.

Holuns es una marca de origen chino, que se ha hecho famosa por fusilar relojes Tissot entre otras marcas. No son relojes falsos, porque mantienen su marca propia en vez de la homenajeada, pero es cierto, que copian modelos y denominaciones como el Visodate.

Tienen una amplia variedad de modelos, no todos “inspirados” en marcas de renombre, y los que me llamaron la atención fueron algunos multifunción de movimiento automático, en particular el Holuns Carftsmen (HY) y el Holuns Moon (MO). Unos relojes, que he podido ver a más de 100€. Según su ficha, las características son espectaculares:
– Caja de acero inoxidable 316L.
– Armis de acero inoxidable macizo.
– Cristal de zafiro, y trasera de exhibición también de zafiro.
– Resistencia al agua de 200M (20ATM).
– Movimiento importado y decorado.
– Corona firmada.
– Rotor bañado en oro de 18K.

Si al final os cuento que opté por la versión con esfera plateada, el Holuns HY002, y que me ha costado menos de 44€ en eBay, contando el envío, puede que tengamos algunas sospechas. Básicamente, porque sería el primer reloj mecánico que conozco, que equipa cristal de zafiro a ese precio. Bueno, en realidad no, porque el Holuns Mister, también lleva zafiro, también es automático, y ¡cuesta menos de 35€! Suena a decepción inminente, pero hay esperanza.

Indica que el movimiento es importado, pero no de donde, por tanto, puede que sea un Dixmont Guangzhou DG3836, importado de otra región de China a Guangdong, donde está la sede de Holuns, uno de esos clones mejorados de los Miyota/Citizen 8215, al que les han agregado nuevas complicaciones.

La resistencia al agua de 200M, tal vez sea exagerada, pero así lo indica la trasera, y me doy cuenta que otros modelos de la misma marca, ofrecen WR50M, o WR100M. Si fuera falso por norma, todos dirían WR200M. Del mismo modo, el anuncio indica que las fotografías son reales.

Pero… cuando vemos la inscripción en el rotor, leemos: Manufacture Horlogère. Geneve, depuis 1899. Vaya, una fábrica de relojes fundada en 1899 en Suiza… Además citan frases como “mano de obra exquisita”, la verdad, que tengo mucha curiosidad.

Estéticamente es de los relojes más bonitos que tengo, muy del estilo Duward Aquastar, salvo por el disco del fechador, que está demasiado hundido, y le hace perder un poco.

A tenor de lo que podemos leer, parece que están algo por debajo en cuanto a calidad, que los Parnis como el Parnis Milgauss. Sería lo lógico con la diferencia de precio.

La presentación resulta magnífica, una caja de cartçon de embalar, firmada por Holluns, y en la que nos encontramos lo siguiente:
– Bolsa de cartón para regalo.
– Sobre con certificado de autenticidad en chino e inglés.
– Tarjeta de garantía.
– Un completo manual de instrucciones en chino e inglés.
– Herramienta para acortar el armis.
– Caja del reloj con buena apariencia, y buenas alfombrillas.

Además, el reloj trae su correspondiente etiqueta, y sus protecciones de plástico film. En este punto, sino prestamos demasiada atención a los detalles, podría pasar por un reloj suizo de gama baja.

Con más detalle, vemos sus carencias. El manual nos indica que Holluns es uno de los mayores relojeros suizos, o que la resistencia al agua es de 200M, con la corona roscada. Sólo ocurre, que en este modelo, no se puede roscar. En todo caso, podría pasar por un reloj de 100€ o 150€. De hecho, los precios han subido bastante, y ahora se venden a partir de 70€. Llama la atención, que son iguales o muy parecidos a los Bestdon, que a su vez son bastante más caros que los Holuns.

Llama la atención su completa esfera multifunción, que ofrece horas, minutos, segundos, día del mes, día de la semana, mes, indicador de 24h, en un diámetro de 41mm (44mm incluyendo la corona). El reloj es relativamente pesado (145g), pero no tan alto como podría parecer 12,55mm. La caja está bastante bien mecanizada, y los cristales, parecen efectivamente zafiro, sin ninguna crítica en este sentido. El armis es de acero macizo, salvando las distancias, parecido al del Kronos Pilot Automatic Moon Phase.

El lumen está aplicado en las manecillas y las marcas horarias, y es bastante digno, superior por ejemplo al del Vostok Komandirskie K-35.

El movimiento, de carga automática unidireccional, cuenta con 21 rubís, y late a 21.600 bph, ofreciendo parada de segundero, y posibilidad de remonte manual. Muy completo en ese sentido. La precisión que he medido, es de unos 12 segundos/día, de nuevo, algo mejor de lo esperado. Las especificaciones indican 42 horas de reserva de marcha, que encaja con lo que he verificado.

En resumen, una compra muy satisfactoria para su precio, máxime viendo todo lo que nos incluye. Un reloj chino tentador. No me atrevo a afirmar que es una buena compra, pero no es mala idea como regalo para salir del paso, o para un entusiasta que pueda maravillarse con todo lo que da un poco de dinero.