Soy entusiasta de SQLite desde hace muchos años, cuando todavía era minoritaria, y acababan de lanzar la versión 2.

Me gusta ver como su implantación ha ido progresivamente en aumento. Desde navegadores web que implementan WebSQL y LocalStorage como Chrome, u Opera, hasta Firefox, que además lo utiliza internamente para las URL escritas, y los favoritos.

Clientes de correo como Thunderbird, que lo usan como almacenamiento de mensajes, o lectores de feeds tales como FeedDemon, y GreatNews, que lo utilizan para lo mismo.

No podemos olvidarnos de Skype, que almacena gran parte de sus datos también en SQLite, o Adobe AIR, que lo ofrece con una API al usuario.

Core Data en OS X e iOS está implementado también sobre SQLite, del mismo modo que otras pequeñas utilidades como Ditto.

A día de hoy, SQLite es casi 100% compatible con SQL-92, y paulatinamente va incorporando nuevas características y mejoras de rendimiento, que al final, se ven propagadas al resto de herramientas que lo usan.

La clave de su éxito, es sin duda su distribución amalgamada, que lo hace tremendamente sencillo de integrar con casi cualquier lenguaje, y por supuesto, estar escrita en ANSI C, que le da un elevado rendimiento, y una alta portabilidad entre plataformas.