Una de las diferencias existentes entre las ediciones de 64 y 32 bits de Windows Vista, es que en las primeras, no se permite la instalación de controladores que no estén firmados.

Explican en Start64, que el pasado febrero, Kaspersky, descubrió algunas formas no documentadas de desactivar dicha protección, lo cual por un lado es un riesgo contra la integridad del sistema, pero al mismo tiempo una ventaja para los usuarios que necesiten instalar drivers sin firmar.

El procedimiento más sencillo es como sigue:
– Nos vamos a Inicio -> Ejecutar.
– Escribimos CMD, y nos aseguramos de que el proceso vaya a ejecutarse con credenciales de administrador.
– En la consola escribimos el siguiente comando: bcdedit /set loadoptions DDISABLE_INTEGRITY_CHECKS.
– Reiniciamos el ordenador.