Ya os explicaba en la actualización del artículo sobre el Kindle Touch que se había dañado el botón de Inicio/Home. El dispositivo seguía siendo usable, pero bastante engorroso. Me esperaba que hubiera fallado la batería, o incluso el botón de encendido/apagado que se veía el más débil. No fue así, y falló otra cosa. Un simple botón que por lo que he podido ver es el fallo congénito de los Kindle Touch de Amazon. Pese a todo la experiencia fue muy satisfactoria. Casi 7 años después de estar usándolo diariamente, algo en mi creía que duraría para siempre, pero no fue así.

Habrán sido días completos de lectura, estimo que más de 500 libros leídos, todo un mundo para un dispositivo así.

Amazon dispone de tres modelos diferentes: Kindle (79,99€); Kindle Paperwhite (129,99€); y Kindle Oasis (249,99€).

Por supuesto el Oasis era mi favorito, un tamaño de pantalla superior, y protección IP 68. Del Paperwhite me gustaba su resolución de pantalla mejorada, pero para ser sinceros, con los 167 ppp de mi actual Touch tenía suficiente. No quise gastar más, no fuera a ser que no llegase a amortizar los libros sin DRM.

El precio es más asequible que antaño, es más compacto, más ligero y con mayor RAM y mejor procesador. El resto, casi idéntico:

Kindle TouchKindle
Generación4ª generación de 20118ª generación de 2016
Precio99,99€79,99€
Firmware5.3.7.35.9.6
CPUFreescale i.MX508 800 MHzFreescale i.MX6 SoloLite 1 GHz
Memoria RAM256 MB512 MB
Almacenamiento4 GB4 GB
Pantalla6 pulgadas. 167 PPI. 600 X 800 píxels. 16 niveles de gris6 pulgadas. 167 PPI. 600 X 800 píxels. 16 niveles de gris
ConectividadWi-Fi 802.11bgnWi-Fi 802.11bgn
Consumo energético1.420 mAh890 mAh
Autonomía4 semanas4 semanas
Dimensiones173mm X 119mm X 10mm160mm X 114mm X 9mm
Peso213g161g

Sin más dilación, os dejo con el unboxing que será lo que la mayoría estáis esperando, especialmente los que vengáis de Google:









A continuación la parte verdaderamente interesante, la comparativa visual entre el Kindle 8 y el Kindle Touch:









Siendo una actualización incremental, la mejoría se nota, se mueve más ágil, y al ser más liviano se transporta más agradablemente. A nivel de diseño prescinde del botón de inicio, una complicación menos. También se ha eliminado de la salida de auriculares y los altavoces, que nunca sé para que servían. Es más pequeño, pero solamente porque el marco se ha reducido. Este sencillo detalle lo hace mucho más práctico. Naturalmente continúa siendo “Assembled in China”, en la factoría del Foxconn Technology Group.

Se puede escoger en color blanco o negro, y llama la atencíón como anteriormente predominaba la palabra Kindle sobre la de Amazon, y ahora vuelve a destacarse la de Amazon en las leyendas.

El tamaño más compacto es efectivamente más cómodo, tanto durante el transporte como durante la lectura. No obstante, y pese a que Amazon indica una autonomía similar, en el nuevo Kindle 8, la batería dura menos tiempo.

La interfaz de usuario es levemente mejor, aunque eso es al coste de que el firmware o sistema operativo ocupa más espacio en disco, por lo que de los 4 Gb. de almacenamiento, quedan para el usuario unos 2,6 Gb. En el Kindle Touch eran algo más de 3 Gb. No es problema, porque en unos cientos de megabytes, tienes de sobra para 200 libros.

A nivel constructivo se ve más frágil, más sencillo y con menos detalles. Una peor calidad percibida, por ejemplo, el nuevo modelo ya no tiene la trasera recubierta de plástico gomoso antideslizante, que dicho sea de paso, en mi viejo modelo se conserva impecable todavía. La pregunta es, será el nuevo Kindle de octava generación igual de longevo que el Kindle Touch? Sólo el tiempo lo dirá, pero aunque espero que lo sea, lo dudo…