Kirsten Caroline Dunst, a sus 25 años, se ha convertido en una joya de Hollywood. Taquillazos como la trilogía de Spiderman, la han llevado a lo más alto, pero sus comienzos no fueron tan fáciles, a pesar del apoyo de Woody Allen, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y Sofía Coppola.

Su estreno cinematográfico se produjo con Historias de Nueva York cuando contaba apenas 7 años, y se consolidó ya con 15 en Jumanji y Entrevista con el Vampiro.

Posteriormente la hemos visto entre otras en Vírgenes suicidas, El Cuervo: Salvación y María Antonieta.