Seguro que todos conocéis a Kristanna Sommer Løken por su papel de T-X en Terminator 3.

En aquel papel de robot futurista, artificial y frío, Kristanna era la mala de la película. Nada que ver con esta fotografía contemporánea, natural y cálida.