Con la salvedad de algún modelo de Festina, Kronos es la única marca de relojes española en la que podemos encontrar movimientos mecánicos de manufactura suiza y cristales de zafiro.

No en vano, desde su fundación en 1930, han apostado por los relojes selectos y de calidad, en contraposición a sus hermanos Duward, que prefirieron algo más asequible y popular.

Como muestra de ello, y aunque tienen modelos de menos de 100€, encontramos otros que se acercan a los 2.000€, y todo eso excluyendo aquellos que cuentan con cajas de oro, que suben a los 4.000€.

Por ello, son en general una marca desconocida entre el público de a pie, con apenas actividades de comunicación y marketing, lo cierto, es que prefieren posicionarse de otro modo, es decir, haciendo relojes de calidad, y como muchas pequeñas marcas, ahorrando es costes que no son imprescindibles.

Entre los entendidos, no es tampoco una marca renombrada, que se conoce más por las ofertas a precios de derribo en BuyVip, Privalia, LetsBonus y similares, de parte de sus colecciones antiguos. Resultan muy tentadores, aunque todos con algún que otro fallo, que lo alejan de lo que buscaba (cajas demasiado pequeñas, cristales minerales, ausencia de segundero o fechador, …). En cierta forma, que la web ofrezca tan exiguos detalles y descripciones sobre los relojes, contribuye a este desconocimiento. No nos explica la historia del modelo, la filosofía de su diseño, no sabemos el ancho entre asas de la caja, ni la altura del reloj, ni su peso. No sabemos que tipo de piel usa la correa, o si el antireflejante está aplicado en una o dos caras. Tampoco tenemos acceso a su manual de instrucciones o especificaciones técnicas, ni se nos indican las grandezas de su calibre. Únicamente vemos una fotografía del reloj, a no demasiada resolución ni calidad.

Evaluando diferentes modelos, que iban desde el Strela Cosmos, hasta el Mido All Dial Chronograph Chronometer, o el Laco Chicago, al final me decidí por este Kronos Pilot Moon Phase. Los motivos eran variados. En primer lugar, la marca Kronos es una marca española, lo cual me gusta, y aunque Strela, Laco o Mido, tampoco es que sean demasiado conocidas, me parece que Kronos, tenía ese toque de exclusividad, combinado con un “Swiss Made” de aquí.

En segundo lugar, pertenece a una de las relojerías más antiguas y reputadas de Barcelona: Unión Suiza, lo que es una ventaja en cuanto a servicio y garantía, y de nuevo, me hace bastante afín con mi ciudad.

El siguiente, y quizás más importante, por su calibre, pues monta el que creo es el movimiento con más complicaciones de los que se fabrican en serie. El ETA Valjoux 7751, un movimiento cronográfico presentado en 1986, construido sobre la base del fiable ETA 7750 lanzado en 1974, y perteneciente a la linea Mecaline Spécialités.

La historia de los Valjoux 7750 empieza a principios de los años 70, como sucesor del Valjoux 7733 de cuerda manual, que se lanzó en 1969, y que a la sazón, sería vendido a Poljot como base de su 3133. El 7733, de hecho, era una evolución del Venus 188 que se remonta a 1948.

Además de añadirle bastantes mejoras, entre ellas el movimiento automático, optaron por reducir su coste. Por ejemplo reemplazando el embrague vertical. Así obtuvieron un calibre más barato de producir y fiable, que vería la luz en 1974.

Sin embargo, no fue un éxito de ventas. La incipiente crisis del cuarzo, y los cronógrafos electrónicos a bajo coste, hicieron que el 7750 dejara de producirse, simplemente no tenía sentido, por lo que cancelaron su producción un año después (1975). No sólo eso, sino que de forma parecida al Zenith El Primero, decidieron destruir toda la maquinaria y documentación asociada. La leyenda, dice que finalmente un empleado escondió el material, y la producción pudo retomarse en 1986. Nunca sabremos si fue así, o realmente no les interesaba destruirlo, y simplemente pretendían acrecentar el mito. Ciertamente desde entonces el 7750 es probablemente el movimiento cronográfico automático más popular en la relojería.

Se dice de una forma bastante imprecisa que cuenta con calendario completo, aunque yo prefiero llamarlo simplemente triple calendario. Es decir, día del mes, día de la semana, y mes. A todo ello, añade un indicador de fases lunares, una complicación que ya he tenido en el Casio W-S210HD, y que aunque tiene un uso muy esporádico, estéticamente me enamora en un reloj analógico. Si todo ello nos parece poco, debemos sumar además un indicador de 24h, y un cronógrafo tricompax. Todo ello, implementado sobre una base mecánica. Para que os hagáis una idea, sólo la maquinaria, se vende a unos 700€ en su acabado más bajo (elaboré), que de hecho, exactamente el mismo calibre que vemos en los Longines Master Collection (L2.673.4.78.3), rebautizados como L678, y que ronda los 3.000€.

Puestos en contacto con Kronos, me indicaron que en efecto este Kronos 718.35, montaba ese mismo grado de acabado (ETA no ofrece el estándar) para los 775x. Ocurre que en internet, hay bastantes referencias, sobre que en realidad era de grado superior, es decir top, y no elaboré. El argumento que se aduce, es que lleva la protección antichoque superior (Incabloc), en vez de Etachoc.

Efectivamente los grados estándar y elaboré de calibres sólo hora de ETA, llevan Etachoc/Novodiac, mientras que los grados superiores usan Incabloc. Pero en los 7750, es diferente, y hasta los más básicos llevan Incabloc, del mismo modo que no ofrecen el grado estándar, y parten del elaboré.

Analicemos antes de continuar los diferentes acabados que ofrece ETA en sus ebauches:

Elaboré:
– Muelle: Nivaflex NO, Nivarox 2.
– Antichoque: Incabloc.
– Escape: Níquel.
– Ajustado en 3 posiciones: CH, 6H, 9H.
– Desviación diaria media: +/- 5 segundos.

Top:
– Muelle: Nivaflex NM, Anachron.
– Antichoque: Incabloc.
– Escape: Glucydur.
– Ajustado en 5 posiciones: CH, FH, 6H, 9H, 3H.
– Desviación diaria media: +/- 4 segundos.

Chronometre:
– Muelle: Nivaflex NM, Anachron.
– Antichoque: Incabloc.
– Escape: Glucydur.
– Ajustado en 5 posiciones y 3 temperaturas: CH, FH, 6H, 9H, 3H.
– Desviación diaria media: -4/+6 segundos. Certificado COSC.

Vemos que para el mismo diseño básicamente hay dos tipos de materiales, la standard-elaboré, y la top-chronométre. A su vez, cada uno de ellos, se ofrece diferentes controles de calidad y certificaciones, pero sobre la misma máquina.

Así que la mejor forma de identificarlo, es mirando si la rueda de escape es de Glucydur o de níquel. El Glucydur, no deja de ser la denominación comercial de una aleación especial que combina berilio y bronce. Parece complicado determinar su composición, y así diferenciarlos, pero en realidad no lo es, pues mientras que las de níquel tienen radios planos, las de Glucydur tiene radios que se estrechan en su parte central para mejorar la estabilidad. Así que visualmente podemos apreciarlo sin muchos problemas.

Entre un grado elaboré y un standard, la única diferencia son sus mejores ajustes, y por tanto mejores precisiones. Estos controles, obligan a desechar o bajar de categoría aproximadamente el 5% de los calibres. O Así que si un elaboré, no es capaz de acreditar esos +/- 4 segundos/día, entonces si cumple los +/- 5 segundos/día, se vende como standard, y si tampoco cumple el standard, probablemente como economique. Tendría sentido incluso que un top que no cumple esos requisitos, bajase de categoría, como ocurre con los microprocesadores, pero no he encontrado ninguna referencia de movimientos top, que se vendan como standard (o economique).

Por tanto este ETA 7751, es un grado elaboré, justo igual que los que monta Oris, Logines, o Laco. E incluso igual que los rebautizados como el calibre 16 de TAG heuer. Por ejemplo:
– Longines L678 = ETA 7751 Elaboré
– Ball RR1403 = ETA 7751 Elaboré
– Omega 3606 y 1151 = ETA 7751 Top
– Breitling B21 = ETA 7751 COSC

Huelga decir, que francamente superior al C01.211 del Tissot PRC-200 Auto Chrono o incluso al 2834-2 del Certina DS-1 o al 2824-2 del Hamilton Khaki.

Ese sería el cuarto argumento, no invertimos, o dicho de otro modo malgastamos dinero en intangibles. Lo que obtenemos a cambio, es simplemente un buen reloj, con una maquinaria excelente (ETA 7751 Elaboré), y de categoría similar al lujo. No es barato, pero a ese nivel de precio, nadie da más por menos.