A pesar de que Everest es una aplicación de 32 bits, debo reconocer que el nuevo equipo tiene patada… Aunque había algunas aplicaciones ejecutándose en segundo plano, los resultados en el test CPU Queen son más que buenos.

Pero lo mejor de todo no es el rendimiento en benchmarks sintéticos como es el caso, sino la suavidad y la velocidad de respuesta en general. Claro que también el Windows XP x64 Edition está recién instalado, y eso siempre da más agilidad, veremos lo que ocurre dentro de 6 meses.