LG Optimus E900 Optimus 7

No soy lo que se dice un entusiasta de Apple, aunque reconozco que iOS tanto en iPhone como en iPad es un excelente producto software. Fácil de usar, atractivo, y fluido.

Android, al menos en su versión 2.2 (veremos la inminente 2.3, y la prometida 3.0), no está mal, pero no llega a la altura de iOS.

De manera que no me quedaba otra opción que Windows Phone 7, que por otro lado no ha recibido malas críticas en general. Para ser sincero, tenía mis dudas, viendo la evolución de Windows Mobile 2003, 2005, y 6, que dejaban mucho que desear en cuanto a usabilidad.

Pasemos a hablar entonces del Smartphone de gama alta el LG Optimus E900 Optimus 7. Tiene un diseño elegante, y su pantalla de 3,8 pulgadas hace que sea algunos milímetros más grande que un iPhone 4, y un peso parecido (157 gr).

El procesador de arquitectura ARM v7, es muy similar al del iPhone 4, con un rendimiento comparable o mejor al de éste. Sin embargo al estar fabricado con tecnología de 65 nm en vez de 40 nm, probablemente redunde en un consumo algo elevado.

La pantalla ofrece una buena calidad de visión con su resolución de 960×480 píxeles, pero sin llegar a los 1024×768 del producto de Apple, y sin la calidad de Retina Display.

La batería de 1500 mAh, ofrece una buena autonomía, que es del orden de 5-6 días en espera. A este respecto, debo advertir, que si sincronizáis con un servidor Exchange, la cuenta se configura por defecto para sincronizar en tiempo real, lo que obliga a la conexión de datos a estar siempre activa, reduciendo la autonomía en el mejor de los casos a unas 12h. Mucho mejor fijarlo a que lo haga cada 30 o 60 minutos, que la alargará hasta los 3-4 días.

La cámara de 5 megapíxeles (2592×1944 pixels con autofocus y flash LED) ofrece una calidad más que buena.

Las aplicaciones en Marketplace son de calidad, contando con Twitter, Facebook, Shazam, y muchas otras de las habituales. Hablamos a día de hoy de unas 4000 disponibles, de las que aproximadamente 500 son gratuitas.

El desarrollo en cuestión de Windows Phone 7, ha partido de Windows Embedded CE 6, y se le han aplicado las restricciones habituales de jail para aumentar la estabilidad del sistema. Esto quiere decir como es habitual que no es posible instalar sin jailbreak aplicaciones de terceros que no estén en el Marketplace, y por otro, que en general estas aplicaciones no serán código nativo. La premura en el desarrollo, ha dejado algunas interesantes funcionalidades como tethering, navegación giro a giro y copiar y pegar en el tintero, pero están prometidas para la próxima actualización vía Windows Update.

De momento tampoco se ofrece multitarea para aplicaciones de terceros, aunque es probable que a medida que el sistema madure, acabe estando disponible.

Dentro de estas limitaciones por diseño, tendremos por ejemplo que olvidarnos de hacer un browse de directorios en el sistema. En WP7 ya no hay Explorador de Windows, ni tampoco podemos examinarlos al conectarlo a un PC. El sistema operativo, sólo te deja ver lo que puedes ver. Cono en iOS, muy útil y seguro para usuarios, pero poco divertido para geeks.

La experiencia de usuario es muy buena, en algunos aspectos superior a iOS, y en otros no, aunque si por encima de Android.

El diseño de la interfaz (Metro), puede gustar o no, pero es simple y fácil, con respuesta instantánea y suave.

La versión de Office y Outlook incluídas son la joya de la corona en teléfonos móviles, mientras que por el contrario, Internet Explorer (un híbrido entre IE7 e IE8 de escritorio), no es tan suave como Safari Mobile ni tan compatible como Chome Mobile. De manera que sólo podemos esperar una futura actualización con el motor de IE9, o el port nativo WP7 en el que Opera está ya trabajando.

La conectividad con el ordenador, es obligatoriamente por Zune, que permite gestionar imágenes, videos, música, etc. Es atractivo, aunque algo glotón en cuanto a consumo de recursos. Lo peor es la incapacidad de conectar directamente por USB para ver los archivos, cosa que si permitían anteriores Windows Mobile, o Android.



10 comentarios en “LG Optimus E900 Optimus 7”

  1. ¿Qué es lo que no te gusta de Android?
    Poseo un Samsung Spica con Android 2.1 y la verdad es que no lo cambio por el iOS ni por otro sistema.

  2. Como sistema para "geeks", la mejor alternativa es de lejos Maemo 5 en el N900. Lástima que Nokia haya abandonado tanto uno como otro en favor de MeeGo y el presumible N9. Lo que significa que pronto será posible encontrar N900s asequibles de precio; si logro hacerme con uno, ya te diré.

    Vuelvo a comentar en tu blog después de un tiempo; ya iré leyendo poco a poco las docenas de entradas tuyas sin leer en el lector de feeds de Opera.

  3. Paco, mi experiencia con Android (2.2), se reduce a dispositivos de alta gama como el Samsung Galaxy Tab. Tras usarlo, he podido notar, que el rendimiento y la usabilidad del mismo, quedan lejos de iOS, o de Windows Phone. Me sorprende debido a la relativa potencia del hardware, ya que mis expectativas eran sin duda más elevadas. No creo que el 2.3 cambie demasiado las cosas, pero veremos con el 3.

    mced, te hemos echado de menos por aquí… ¿Qué ha pasado con Opera, lo has abandonado? Sobre Maemo, es probablemente el sistema operativo móvil más eficiente que he visto, aunque como dices, lamentablemente en vías de ser abandonado.

  4. En los foros de Linux/UNIX de la propia web de Opera está la gente un poco enfadada con esta versión 11. Mucho fallo, por lo que se ve. Yo sólo me animé a instalar una extensión (se supone que la equivalente al NoScript, la única que echaba de menos) y me "petó", así que extensiones nunca mais.

    Por lo demás, va bien pero tampoco he notado nada especial. A lo mejor, cronómetro en mano, sí que hay una notable mejora. También es verdad que suelo navegar con scripts desactivados. Scripts nunca mais.

    Por volver un poco al topic, ¿que WPhone no tiene un navegador de archivos? ¿Y tampoco una terminal de comandos? No creo que en Redmond se puedan dormir en los laureles, que está la competencia muy seria. Así de memoria:

    – iOS, como siempre marcando el paso.
    – Android, cada vez más fuerte y con mucho apoyo de los fabricantes.
    – Symbian, al que muchos dan por muerto, parece que tiene una gran última versión.
    – MeeGo, al que le queda mucho camino (y van pasito a pasito) pero que puede ser brutal cuando despegue. Nokia, Intel, AMD y alguno más, no son empresas que jueguen a caballos perdedores.
    – Más los Blackberrys.

    Mucha tela y poco margen de maniobra.

  5. Usé extensiones para probar el desarrollo cuando estaba todavía en alfa, aunque no las uso habitualmente, por lo que no he experimentado esa inestabilidad, que por otro lado sería algo normal teniendo en cuenta lo nuevo del desarrollo. ¡Deberías ver lo que casca la aceleración por hardware de las daily builds de Chromium!

    A mi también me sorprendió que WP7 no tenga explorador de archivos, siguiendo el ejemplo de iOS. Algo que echo en falta, pero que para la mayoría sólo es un riesgo de corromper el sistema.

    Obviamente Android tiene mucho futuro, por un lado no requiere royalties, lo que hará que más y más fabricantes lo adopten (y no sólo en gamas altas). Además el desarrollo se mueve rápido, por lo que su avance parece imparable.

    WP7, parece que es una filosofía que a Microsoft le va a funcionar, a diferencia de anteriores Windows Mobile, pero veremos.

    iOS es quien más cuota de mercado tiene, y por tanto el que más se arriesga a perder.

    Symbian no lo he probado en su última versión, pero me parece que le está costando adaptarse a los cambios.

    MeeGo es prometedor, veremos que tal se adopta en los diferentes fabricantes.

    Blackberry lo veo como Symbian, le cuesta adaptarse a los cambios, pero de momento mantiene una comunidad de usuarios fiel.

  6. Ciertamente, al usuario habitual de móviles poco le importa saber lo que hay en Archivos de Programa o en Windows. Más bien mi apunte quería hacer hincapié en que Microsoft, con el trecho que ha perdido, no se puede permitir ser tímido en esto: ha de lanzar *el mejor* sistema operativo para móviles desde el mismo principio. Esa estrategia de "lanzo sistemas capados para luego ir añadiendo funcionalidades poco a poco" sólo se la puede permitir Apple y no creo que durante mucho tiempo más. Se ha metido en un gallinero donde ya hay varios gallos y fácilmente puede salir desplumado.

  7. Correcto. Microsoft lo tiene muy difícil con WP7, y las dificultades y cambios de criterio en el desarrollo no le han ayudado en absoluto. Sin embargo, la primera versión lanzada, considero que es muy superior a la primera versión de Android, o de iOS sin ir más lejos.

  8. Vaya jugada maestra que ha hecho Microsoft. En realidad, era la única opción sensata que le quedaba. Sería curioso saber cuánto le ha costado.

    Por el contrario, mazazo importante para el software libre y para la industria europea.

    Desde luego que la imagen tanto de Microsoft como de Nokia, entre el público geek, está por los suelos. Pero hay que reconocer que somos una ínfima parte del mercado consumidor. Veremos cómo reacciona la clientela de teléfonos inteligentes a la que le da un poco igual qué sistema operativo haya ahí debajo.

    Pero me da a mí que, tanto en Cupertino como en Mountain View, se habrá recibido esta noticia con más alegría que preocupación.

Deja un comentario