Después de bastante tiempo sin jugar al Live for Speed, o simplemente LFS, llevo unos días que lo he vuelto a retomar.

Lo dejé porque no me gustó el cambio de los controles de teclado, por falta de tiempo, y por haber tenido que formatear el sistema.

El manejo con teclado, desde la última versión es mucho más complicado, o dicho de otro modo, realista.

Mis tiempos son peores que lo eran antaño, pero ahora evoluciono en una buena linea.

He conseguido hacer 1:45 con el GT, y 1:42 con el GT Turbo, aún lejos de mis 1:39 para el GT y 1:36 para el GT Turbo.

Al haber perdido mi archivo de créditos, tuve que obtener uno, y así poder conducir el GT Turbo directamente. Al fin y al cabo, antes del formateo, tenía casi 1.500 puntos, así que no es trampa. Por si os es de interés, os dejo aquí el archivo en cuestión; tan solo debereis descomprimirlo dentro de la carpeta data/misc y automáticamente tendreis 694 créditos, suficientes para poder llevar el GT Turbo, y los dos coches adicionales en el caso de que seais usuarios registrados.

Otro tema importante, fueron las configuraciones del coche. Yo partí de las del Team Inferno, que son poseedoras de bastantes records del mundo.

Lo fundamental es la práctica, conocerse el circuito, el coche, e ir haciendo poco a poco ajustes en los reglajes de forma que se adapte mejor a nuestra forma de conducir.

Sin dudarlo, Live for Speed, es el mejor simulador de conducción que he probado en mi vida.