Acostumbro a recibir en el trabajo, gran cantidad de emails comerciales o de spam, que ofrecen alquileres de bases de datos de emails, o bien envíos de emailings directamente contra ellas.

Este es el caso de Publipost que comentamos a continuación. Lo que me llamó atención del mencionado correo, es que se indicaba no sólo el tipo de target o segmento al que pertenecían, su cantidad, o su edad, sino que además, se hacía constar la procedencia de los datos.

Como podéis observar, la lista incluye como es natural, emails conseguidos a través de sitios de permision marketing, tales como Correo Afiliados, TusEmails o SponsorEmail. Por contra, me llamó mucho la atención, que se ofreciera información de usuarios, de webs no relacionadas con el marketing voluntario, como eran Karlosnet.com, InfoEmpleo, El Bebé o Quedamos.net.

Decidí probar con Quedamos.net, a ver si durante el formulario de registro previo al contacto con futuros amiguitos y ligues, se me advertía en algún sitio de la cesión de los datos.

El formulario en cuestión, solicita los datos habituales de este tipo de servicios, conteniendo las cláusulas legales, habitualmente al final de todo, donde además solicitan permiso al usuario para ceder sus datos a terceros.

De nuevo una sorpresa, solamente se me pide aceptar las poco indicativas Condiciones Generales de Uso, así que decido acceder a ellas, para comprobar que es lo que dicen.

El índice inicial de cuatro apartados, ya indica que el contenido va a ser extenso, sin embargo guiado por la guía que la "letra pequeña" siempre se encuentra escondida al final, y con la pista de Privacidad de los datos, decide hacer scroll abajo para leerlas.

En efecto, el antepenúltimo párrafo (ponerlo en el último lo hubiera hecho demasiado fácil de localizar pensaría un malpensado), nos encontramos con la información respectiva a la cesión de datos. Sin embarlo, el contenido abierto en un popup de tamaño inadecuado, hace que a no ser que se haga scroll horizontal, no se pueda leer que efectivamente, van a ser cedidos nuestros datos a Canalmail. Pienso que quizás sea un problema de Internet Explorer 7 al abrir el popup, pero compruebo que como esperaba, el tamaño es inadecuado en Opera y Firefox también.

Sin ser un experto en cuanto a temas legales, si puedo casi asegurar, que todo lo anterior es 100% legal. No obstante mi reflexión va un poco más allá. ¿Es ético?