Los programadores y las faltas de ortografía

Cada vez que me encuentro una falta de ortografía en un contenido público, es decir, que no hemos escrito para nosotros, y guardamos bajo llave, me entran escalofríos. Cuando el texto con defectos proviene, o está asociado a una gran compañía, me invade el rechazo por ella. Si es un periódico, automáticamente pierdo credibilidad en él.

Con lo último que me he topado, es con programadores que cometen faltas de ortografía. No me refiero a casos puntuales, como yo, a veces tenemos poco tiempo, no nos leemos con detenimiento el texto una vez escrito, y se nos escapa algo.

Prestad atención al siguiente texto…



Cuando el error, ya comienza porque el autor ni siquiera ha sido capaz de utilizar un corrector ortográfico, y ese problema afecta al propio título del artículo que es lo primero que se ve, llegamos al síncope. Lenguajes de programación mas pagados del mundo. No decimos más pagados, porque lo que queremos decir es mejor pagados, o sea los que más, y en cualquier caso, ese más, va con una tilde. Es algo que hasta el propio Word detecta automáticamente.

Así que de un programador que no ha sabido escoger la herramienta correcta para revisar un texto, ¿qué podríamos pensar? Podemos confiarle que llegada la situación sepa escoger entre Xamarin y Cordova?

Mirad la siguiente frase:

La Mayoría que ah programado aplicaciones nativas, esto quiere decir que para cada plataforma debes enfocarte en un solo código para cada aplicación, y sabemos que es muy tedioso hacer una aplicación la cual debes empezar desde cero para pasarla a otra plataforma

¿Desde cuando Mayoría es un nombre propio para ir en mayúsculas?

¿ah programado, como si fuera una exclamación?, ¿o tal vez queríamos decir ha programado del verbo haber?
Lo que es peor, leerla entera nuevamente e intentad entender lo que dice, ¿entendéis algo? Una aplicación nativa es en la que debes enfocarte en un sólo código para cada aplicación. Claro, y una híbrida también. ¿O es que cuando Google desarrolla Gmail, se enfoca en esa aplicación, pero luego en la siguiente, por ejemplo Drive ya no?



Como al final de lo que se trata es hablar de programación, de verdad os fiaríais de esta persona. Seguro que escribirá algo como esto:

printf("Hola");

O escribirá:

print f; "Hola"

4 comentarios en “Los programadores y las faltas de ortografía”

  1. creo que ese es de los que escriben: messagebox(«hola»). Y como VB pasa de todo, no le dirá nada 😀 Pero bueno, yo no critico, que esta mañana el compilador me daba error porque había puesto showesage XDDDD

  2. En la EGB me pasé toda la primaria debiendo puntos en los dictados, vamos, que llegar al 0 para mi era todo un reto.

    Para mi fue de gran ayuda cuando pude disponer de un ordenador con procesador de texto, no porque me corrigiera las faltas en los trabajos, eso era lo de menos, aproveché cada página que escribía en el ordenador para ir mejorando mi ortografía.

    No es que ahora no comenta faltas, es que ahora cometo tantas faltas como cualquier persona del montón… incluso diría que menos, pues siempre me he preocupado en mejorar mi ortografía.

    Trabajo en un periódico, y parte de mi trabajo requiere que la relación con la sección de cierre sea cuanto menos fluida. Cierre de redacción es la sección en la que recaen todas las páginas del periódico para su última revisión antes de ser impresas. Su principal función es que las páginas cumplan con los estándares de diseño y editoriales internos, normas como cómo se escribe determinadas palabras, que las palabras extranjeras van en cursiva… ese tipo de temas. Sin embargo, en muchas ocasionas he podido ver cómo sufren los redactores de dicha sección al corregir una página llena de errores gramaticales. Y aún si habláramos solamente de confundir tildes, v con b, pues igual podríamos achacar a que el sistema no corrige de forma automática (hay que decirle expresamente que corrija, como hace 30 años con los algunos procesadores de texto) y el redactor se quiere ahorrar ese tiempo para irse antes a casa. Pero no, también se ven casos como referencias a «hoy» que en un periódico siempre se leen como «ayer» puesto que siempre son noticias de ayer.

    Eso que yo vivo en mi trabajo y Guti remarca con «algunos» programadores tiene un nombre: DEJADEZ. Y como bien remarca yo no confío en un DEJADO (aka PASOTA).

    Yo me esfuerzo siempre en hacer bien mi trabajo, y hasta donde llego, llego. Si no se ha podido acabar un trabajo o no se ha podido hacer mejor siempre puedo levantar la cabeza y decir que lo que se ha podido hacer está tan bien hecho como ha sido posible.

    Por cierto bianamaran, cuando he programado en VB o VBS siempre empezaba mis programas con «Option Explicit», es un engorro porque te obliga a declarar las variables y se vuelve «Case Sensitive» (sensible a caja) pero te ayuda a evitar ciertos errores… aunque en tu caso no te hubiera ayudado para nada XD

  3. Lo que me llama la atención bianamaran es que si a la hora de programar confías en la capacidad humana para escribir código, y en el compilador para validar la sintaxis (y generar el código), cuando se escribe, no se haga lo mismo. Que haya tanta desidia y ni siquiera se dignen a consultar el corrector ortográfico en caso de duda.

    Reitero mi conclusión. Alguien que ni siquiera ha revisado el título del artículo, y que escribe «Lenguajes De Programación Más Pagados», capitalizando cada palabra, y redactándolo de forma incorrecta, es que no le importa ni lo que hace, ni que los demás lo entiendan.

    Todos tenemos muchas tareas cada día, y el tiempo es siempre un impedimento. No podemos, o no queremos invertir todo lo necesario en dejarlo perfecto, y no hay inconveniente en ello, somos humanos. Sin embargo llegar al extremo de que el título esté mal, es imperdonable.

  4. Gracias por tu testimonio de primera mano Fernando. Realmente aporta esa visión que explica a que se deben tantos errores en la prensa escrita, independientemente que sean tiradas diarias, semanales, o incluso mensuales.

    Relacionado con lo que comentaba a bianamaran comprendo que todo se mueve cada vez más rápido, que mantener la frescura del contenido requiere una agilidad que a veces está fuera de nuestro alcance, y que nos impide revisar lo escrito tal y como deberíamos. Siempre se nos escapan cosas, a mi el primero. Y como humanos que somos, erramos. No siempre estamos igual de inspirados o de centrados.

    De tu comentario me llama mucho la atención lo del «ayer». Algo que debería estar completamente interiorizado por parte del autor, no lo está. No se me ocurren otras palabras que DEJADEZ. Que no les importa nada.

Deja un comentario