Ya sabéis que mis pasos con Ubuntu, han sido bastante infieles. Empecé con Kubuntu 9.04, un año después con la 10.04 me pasé a Ubuntu, cuando se pasó a Gnome 3, volví a Kubuntu, y ahora con la 15.04, y el nuevo Plasma 5 en Kubuntu, lo he abandonado de nuevo.

El problema vuelve a ser el mismo que antaño, se ha hecho tan gráficamente pesado, que en equipos antiguos se convierte en un entorno poco usable. Afortunadamente en este tiempo, LXDE ha mejorado bastante, así que Lubuntu se merecía una nueva oportunidad.

Consume unos 150 Mb. de RAM, similar a Windows XP, y bastante menos que sus hermanos Ubuntu, Kubuntu, e incluso Xubuntu. En cuanto al uso de espacio en disco, es también parco, unos 2 Gb. Además Se inicia bastante rápido, y se apaga casi instantáneamente.

Sigue con su apariencia tipo Windows 2000, pero en estos 5 años, se han pulidos pequeños detalles y carencias que tenía. Así la traducción al castellano es ahora casi completa, permite tomar capturas de pantalla de serie, … Y desgraciadamente se ha optado por cambiar de Chromium a Firefox como navegador web. Un problema fácil de solventar instalando Opera 12.16.

La selección de herramientas que vienen de serie, siguen la filosofía de máximo rendimiento, a costa de perder algunas funciones. Sin embargo, son más que suficientes para la mayoría de usos: PCManFM, mtPaint, Simple Scan, Evince, Leafpad, UXTerm, XTerm, Audacious, Xfburn, Galculator, GPicView, Gnumeric, Gucview, Pidgin, Sylpheed, Transmission, XPad, Abiword o el ya mencionado Firefox.

Aprovecha algunas herramientas que aún no están disponibles nativamente de la distribución basada en Gnome: Archive Manager, Disks, Mapa de Caracteres, o Gnome Player.

En pocas palabras, una distribución ideal para aprovechar hardware antiguo, y que gracias a su velocidad y contenido consumo de recursos, da un excelente grado de productividad.