Según he leído por internet, más de la mitad de las bitácoras se abandonan después del primer artículo.

Diría que se debe a una falta de constancia general de los seres humanos. El artículo lo explicaba por el hecho de que cuando el autor de la bitácora se daba cuenta que nadie la leía, abandona su proyecto por falta de motivación.

El caso es que me alegra poder demostrarme, que con 60 artículos, tengo una cierta constancia, y me da igual quien puede leer mi bitácora.