Entiendo que las pantallas de splash -aquellas ventanas que se muestran mientras se están cargando determinadas aplicaciones- sean llamativas y vistosas.

Entiendo también que en programas que tienen una carga duradera, como Flash o 3DStudio, tengamos una pantalla de este tipo que nos indique que el programa ha sido lanzado y está cargándose, como hicieran en su día las pantallas de presentación de los juegos de cinta. Si además tienen un texto que indique lo que está cargando en cada momento como hace Photoshop, o mejor una barra de progreso que nos ayude a figurar lo que queda como en OpenOffice.org, pues bienvenido.

Ahora bien, que estás pantallas, se incluyan por puro adorno en programas que no lo necesitan, como sería el caso de Word, o Excel si que no lo entiendo.

Es evidente que de por si, una pantalla de splash es algo intrusiva, pues no sólo requiere un tiempo extra para cargarse, sino que además invade nuestro espacio de trabajo, por lo que nunca podré estar de acuerdo con la inmensa mayoría de desarrollos, que además fuerzan dicha pantalla de splash para que se quede en primer plano, de manera, que mientras carga el programa que la contiene, es imposible seguir trabajando con otros programas… Tan ansiosos que estábamos a principios de los 90 con la multitarea, ¿para ésto?