¡Maravilloso Raphael!.
Sacando tu nuevo disco a la venta con una protección anticopia, que limita la cantidad de veces que se puede duplicar el CD.

¿Qué pasa con nuestro derecho a la copia privada, que nos permite hacer sin ánimo de lucro tantas copias como deseemos de un disco, independientemente de que tengamos o no el original?

Si de verdad queréis este disco, os recomiendo que no vayáis a la tienda a comprarlo. Mejor descargarlo de alguna red P2P, que además de ser muchísimo más barato, os ahorrará los problemas derivados de la restricción en cuanto al número de copias que podemos hacer.