De casualidad cuando volvía de comer me he topado con esta joya de la automoción. Un precioso Mercedes-Benz 450 SE (W116), que por la matrícula debía ser de 1981.

Sin llegar a ser el exclusivo 450 SEL 6.9 (previo a la colaboración con AMG en coches de calle), su presencia, unida a un buen estado de conservación, me han hecho revivir por un instante la atmósfera glamurosa de Miami Vice.

Con sus más de 25 años encima, el coche estaba impecable.

El 450 SE y su correspondiente versión alargada 10 cm, el 450 SEL, de los que durante la producción entre 1972 y 1980 se fabricaron tan solo 41.604 y 59.578 unidades respectivamente, se presentó oficialmente en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 1973, mostrando un grado de confort y un nivel prestacional no vistos anteriormente. Basta decir que representaban el tope de la gama en la Clase S.

Con sus 1710 Kg de peso, el 450 SE conseguía una punta de 210 Km/h. Y luchando con la transmisión automática de solamente 3 relaciones, alcanzaba los 100 Km/h desde parado en solamente 9,3 segundos. Todo ello gracias al poderoso motor V8 de 4520 cm3, que rendía 225 CV a 5000 rpm, y 378 Nm de par.

Podéis continuar leyendo más detalles sobre el W116 en Piel de Toro.